Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Los mejores regalos de Navidad no tienen por qué ser caros

A siete días para celebrar la festividad más importante del año, las preocupaciones por los preparativos y la lista de regalos comienzan a aumentar, el tiempo se reduce y los centros comerciales se abarrotan de gente. Por lo que las personas que todavía no han realizado las compras navideñas pueden optar por alternativas creativas y económicas, a través de regalos de Navidad que, a pesar de ser sencillos y no muy lujosos ni pretenciosos, dejan un mensaje memorable y significativo en estas fiestas.

En ocasiones como la Navidad, muchas veces se acumulan regalos que no se necesitan y valoran, y que, al final, solo ocupan mucho espacio. La mayoría de ellos se desechan, luego de darle, a lo mucho, un solo uso. Por eso progresivamente el concepto de regalo está dejando de consistir en una caja envuelta en un bonito papel decorativo para abrir la noche del 24 o la mañana del 25 de diciembre. Ahora han surgido alternativas de regalos de Navidad que pueden ser más útiles y hacer más alegres a las personas en ese día tan especial.

Vídeo ‘low cost’

Elaborar un vídeo que no implique una inversión ni una producción enorme. Solo se necesita combinar las mejores fotos que se tengan con la familia o los mejores vídeos que se hayan grabado en alguna salida o experiencia memorable. Introducirle música y un mensaje emotivo final lograrán el cometido. Otra opción es elaborar un vídeo un poco más trabajoso con diferentes técnicas, pero que transmita un mensaje significativo que todos recuerden.

Por ejemplo, este año, BBVA Continental decidió desarrollar un vídeo ‘StopMotion’ con muñecos de madera que simulen a una familia. El mensaje que el banco busca transmitir a todos sus colaboradores y clientes en esta Navidad es el siguiente: la felicidad de cada uno está basada en el amor que te brinda tu familia y amigos, y no en la cantidad de regalos materiales que se reciba.

Música

Aprovechar el talento musical para componer una canción y dar un regalo de Navidad único y original. Tocar algún instrumento también servirá para hacer de la velada navideña algo inolvidable. De la misma manera, regalar una entrada a un concierto de bandas locales significará una experiencia inmejorable. Además, acerca a quien lo da con quien lo recibe, ya que ambos podrían participar en la experiencia.

Manualidades

Hoy en día es muy común escuchar referencias al estilo DIY (hazlo por ti mismo), que brinda una cantidad inimaginable de ideas para realizar todo tipo de manualidades como decoraciones, ornamentos, cartas, dibujos, entre otros, a través de tutoriales en internet que enseñan a hacerlas paso a paso y con elementos caseros que no impliquen gastar una gran cantidad de dinero y con el que se logrará tener un regalo original y artístico.

Deportes o experiencias únicas

Una experiencia que a cualquier persona le gustaría vivir siempre será una buena opción. Debe ser algo único, innovador y divertido que permita soltar todo el estrés contenido a lo largo del año y gozar de la adrenalina. Escaparse de la rutina será un buen regalo que permita iniciar un año diferente. Las opciones son muchas: parapente, kayak, patinaje sobre hielo, buceo, cuartos de escape, experimentar un rally, karting, surfear, entre otras.

Clases y suscripciones

Otra buena idea son las clases o talleres que esa persona especial siempre ha querido hacer y nunca se ha decidido. Un regalo así representa una oportunidad para probar disciplinas que a uno lo alejen de la rutina como clases de natación o yoga, talleres de crecimiento personal, clases de cocina, teatro, baile, dibujo, entre otros. Además, para los cinéfilos o aquellos fanáticos de la música se puede optar por regalar una suscripción a Netflix, HBO, Apple Music, Spotify o algún otro canal o medio.

No es mala idea poner en práctica talentos y habilidades propias u optar por las bondades del mundo digital para hacer los mejores regalos no materiales y contribuir con celebrar una Navidad diferente junto a los seres queridos.

Otras historias interesantes