Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Bancos centrales 28 feb 2019

Los próximos cambios en el BCE pueden transformar la política monetaria europea

Recientemente, los ministros de finanzas de la eurozona designaron al gobernador del banco central de Irlanda, Philip Lane, para que sea el próximo economista jefe del Banco Central Europeo (BCE). Esta es una posición clave dentro del Consejo de Gobierno de la institución, junto con la de presidente y la de algún miembro del Comité Ejecutivo, que también serán renovadas este año. Tales renovaciones pueden traer consigo cambios en la postura actual de política monetaria del BCE , en opinión de BBVA Research.

La sustitución de Peter Praet por Philip Lane no es el único cambio en los puestos estratégicos del BCE que se dará en 2019, ya que el mandato de Mario Draghi, actual presidente, finaliza en octubre, y el del consejero Benoît Cœuré, en diciembre. El relevo en estas posiciones puede afectar tanto a la velocidad como al alcance del proceso de normalización de la política monetaria que ha iniciado el BCE.

“Una vez que el banco central finalizó su programa de compra de activos (APP), la discusión sobre la política monetaria se ha centrado en cuándo se producirá la primera subida de tipos y el ritmo de estas subidas”, señala un informe BBVA Research. Según este documento, la narrativa de Lane se caracteriza por estar alineada con la del actual presidente del BCE, pero si los sucesores de Draghi y Cœuré toman una postura más proclive a elevar los tipos (o como se conoce en inglés, ‘hawkish’), el ritmo del proceso de normalización podría acelerarse.

Usando técnicas de procesamiento de lenguaje natural, BBVA Research monitorizó los discursos tanto de Peter Praet como de Philip Lane para desenmascarar de qué hablan y en qué temas centran la atención, así como el sentimiento o el tono que acompaña a su narrativa. Este aspecto está relacionado con las posturas ‘hawkish’, que se basa en proteger la economía contra la inflación excesiva, normalmente elevando las tasas de interés, y ‘dovish’, que pretende evitar caer en la deflación, y para ello el banco central suele bajar las tasas de interés.

Tras revisar los discursos de Peter Praet y de Philip Lane, el estudio de BBVA Research extrae las siguientes afirmaciones: “los términos más utilizados por el Sr. Praet en sus discursos están relacionados con la economía (inflación, crecimiento, precios) y la política monetaria (tasas, medidas, bancos). Mientras tanto, en sus discursos, el Sr. Lane parece estar más centrado en cuestiones financieras y globales (banca, estabilidad, ‘brexit’)”.

anco-central-ireland-bank-europe-central-bce-ecb-economic-lane-praet-rates-effective-recurso-bbv

BBVA Research monitorizó los discursos tanto de Peter Praet como de Philip Lane para desenmascarar de qué hablan y en qué temas centran la atención.

¿Quién es más optimista respecto a la política monetaria: Praet o Lane?

BBVA Research también analizó el sentimiento en los discursos del último economista jefe del BCE (Praet) y de su próximo sucesor (Lane). Este sentimiento aparece representado en el informe como un indicador del grado de optimismo (o de moderación) respecto a la política monetaria.

Como señala BBVA Research, el tono de la narrativa de Praet va muy en línea con el tono de los comunicados del BCE. No obstante, esta tendencia cayó progresivamente desde la crisis financiera de 2011 a 2016, momento en el cual su “optimismo” alcanzó los niveles más bajos. A partir de 2016, aunque el tono ha mantenido un sesgo “dovish”, ha ido desplazándose hacia un sentimiento cada vez más neutral.

No hay discursos de Praet disponibles desde noviembre de 2018 pero, según explica el documento de BBVA Research, probablemente el carácter del anterior integrante del Consejo de Gobierno se haya vuelto más moderado, en línea con el de otros miembros del BCE, ya que la desaceleración de la eurozona ha sido más fuerte de lo esperado, por lo que los riesgos han aumentado, mientras que la inflación sigue estando muy baja.

Respecto al análisis de los discursos de Lane, durante el primer año revisado, de 2016 a 2017, la narrativa del próximo economista jefe del BCE se mantuvo neutral, aunque inició una tendencia hacia un tono más moderado a finales de 2017, que mantiene hasta ahora.

La postura de Lane se vuelve más moderada que la de Praet desde el referéndum del ‘brexit’ y ha permanecido con ese tono “más pesimista” desde entonces, tal vez reflejando el impacto que el ‘brexit’ puede tener en Irlanda, concluye el informe de BBVA Research.

Otras historias interesantes