Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Arquitectura 30 jul 2018

Madrid Nuevo Norte: un proyecto para el Madrid del siglo XXI

Un urbanismo responsable, pensado por y para la ciudadanía que sitúa a las personas como protagonistas. Un proyecto de consenso, en el que todos los agentes implicados han trabajado y colaborado para que Madrid proyecte una nueva imagen como ciudad del siglo XXI.

Así es como se define ‘Madrid Nuevo Norte’, el proyecto que se ha presentado hoy en el ayuntamiento de la capital bajo el lema ‘El proyecto de Madrid, el proyecto de Tod@s’. En el acto han estado presentes todas las instituciones públicas y privadas implicadas en este nuevo desarrollo urbanístico, que gracias al consenso político y social pone fin a un bloqueo de casi 25 años.

Este nuevo planteamiento de regeneración urbanística, une los barrios del norte de la ciudad, renovando y reconvirtiendo puntos estratégicos como la estación de Chamartín, que en el futuro estará conectada a 5 minutos del aeropuerto, convirtiéndose en el eje principal de las conexiones de la capital. La movilidad sostenible ha sido clave a la hora de diseñar este proyecto, en el que se ha primado la red de transporte público y la conexión entre los barrios. Madrid Nuevo Norte es un proyecto de iniciativa pública en el que, conjuntamente con las administraciones, ha trabajado el equipo multidisciplinar de Distrito Castellana Norte y los mayores expertos internacionales en urbanismo, arquitectura, sostenibilidad y movilidad

El proyecto

El diseño de Madrid Nuevo Norte ha partido de la definición de las grandes infraestructuras públicas como son los nudos de tráfico, el Canal de Isabel II y la extensa red de transporte público, con su sistema de intercambiadores. Después, se han diseñado las principales calles que estructuran y cosen la ciudad, con grandes ejes longitudinales norte-sur.

Históricamente las vías del tren han significado una brecha que parte la zona norte de la ciudad. Para cerrar este entramado se construirán: (i) tres puentes -Santo Domingo de la Calzada, Herrera Oria y Malmea-,(ii) un túnel para tráfico rodado y (iii) una pasarela peatonal y ciclista que unirá las calles Afueras de Valverde y Puente La Reina.

Madrid Nuevo Norte está diseñado para que las personas disfruten de las calles y de los espacios públicos. Es por ello que se han dibujado las zonas verdes para se integren con las ya existentes en el entorno, creando una extensa red de parques, que cuenta además con 15 kilómetros de vías ciclistas. Este eje verde conectará la ciudad con el monte de El Pardo, considerado como el bosque mediterráneo más importante de la Comunidad de Madrid y uno de los mejor conservados de Europa.

Posteriormente, se ha fijado la política de equipamientos públicos, planificándolos y dimensionándolos para cubrir tanto las necesidades de los barrios existentes como las de los nuevos vecinos que vengan a vivir a la zona. Para el diseño de la edificabilidad y los usos lucrativos se han estudiado los ejemplos internacionales más relevantes para imitar y mejorar las prácticas que mejor han funcionado. De este estudio surgen un centro de negocios y unos barrios residenciales que buscan la integración armónica, teniendo como pilar la sostenibilidad urbana. 

El concejal de urbanismo de la capital, José Manuel Calvo, ha abierto la presentación diciendo que Madrid Nuevo Norte se trata del proyecto más importante de Madrid para los próximos 25 años. “Hace un año, todas las partes implicadas asentaron el marco de entendimiento para resolver la brecha urbana del norte de la ciudad. Un año después, se han puesto de acuerdo para dar una solución efectiva a este ámbito, primando la sostenibilidad, el transporte público, las zonas verdes y el uso mixto de espacios”. También ha señalado la importancia de la vivienda pública, que será el 20% del total, el doble de lo que estipula la ley.

Madrid Nuevo Norte_opt

Maqueta del proyecto Madrid Nuevo Norte.

Este nuevo proyecto ha supuesto un complejo trabajo técnico que se ha abordado desde una intensa colaboración con todas las partes involucradas. Para Antonio Béjar, presidente de Distrito Castellana Norte, ha sido un esfuerzo que, sin duda, ha merecido la pena: “El fruto de ese esfuerzo se va a convertir en un referente de regeneración urbana a nivel mundial. Además el grado de concreción nunca ha sido tan elevado como hasta ahora, y todos los ciudadanos pueden por fin visualizarlo. Estamos particularmente orgullosos de cómo se ha articulado la colaboración público-privada. No ha sido un proyecto urbanístico planteado desde el interés inmobiliario sino, como no podía ser de otra manera, desde el punto de vista del interés social. Es un ejemplo de cómo se puede trabajar desde el consenso, para tener un proyecto del primer nivel”. Béjar ha querido finalizar diciendo que la ordenación y el diseño ya están concluidos. “Ahora seguiremos trabajando y colaborando de forma decidida y coordinada, para que la tramitación administrativa, que es compleja, pueda cumplir  los plazos establecidos”.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha querido dejar su testimonio diciendo que este proyecto debe ser un ejemplo de que distintas administraciones territoriales, con signo político diferente, deben anteponer sus intereses políticos ante los proyectos que sean beneficiosos para las ciudades.

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, ha cerrado el acto agradeciendo a todos el respeto a las instituciones y haciendo hincapié en la importancia del consenso. “Ha habido momentos difíciles, pero todos habéis trabajando para llegar a este consenso. La manera de no pararse es escuchar a todos y tener en cuenta a todos”.

Otras historias interesantes