Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad 13 abr 2016

"Madrid se merece un proyecto de primera línea"

Las ciudades que no crecen, mueren. Así, ha comenzado el foro ‘Urbanismo Sostenible’ que ha organizado El País, con la colaboración de BBVA y Distrito Castellana Norte. Un foro para debatir y despejar dudas sobre las ciudades, para revisar ideas establecidas, prejuicios y comprobar en realidad, ¿cuánto sabemos de las ciudades?

Martha Thorne, decana de la IE School of Architecture and Design, ha abierto la jornada destacando que la velocidad de urbanización, la escala y la escasez de recursos son algunos de los retos a los que se enfrentan las grandes urbes, por lo que es fundamental tener una visión de la ciudad a largo plazo. Ha recalcado que para ello, las administraciones de las ciudades deben ejercer su liderazgo y tener un posicionamiento claro de hacia dónde quieren ir.

¿Va a dejar Distrito Castellana Norte de ser un proyecto? ¿Qué futuro tiene?

Con estas preguntas se iniciaba la charla con Antonio Béjar, presidente de Distrito Castellana Norte, que ha afirmado rotundamente: “Llevamos 20 años siendo proyecto, pero DCN está más vivo que nunca. Nunca hemos estado tan cerca. Hemos puesto toda la carne en el asador, superado casi 50 informes de diferentes administraciones y técnicos. Aspiramos a ser el proyecto urbanístico más relevante de Madrid y uno de los más importantes de Europa”.

Para el Paseo de la Castellana esta sería su 5ª ampliación, pero es la primera vez que los márgenes derecho e izquierdo del Paseo ya están construidos quedando, únicamente vacío, el eje de la Castellana.

“Es un proyecto modélico, como no puede ser de otra manera”

El plan se ha desarrollado siguiendo los más altos estándares de calidad y en estricto cumplimiento de la ley. “Madrid no se merece otra cosa que no sea un proyecto de primera línea”. Béjar ha desvelado el modelo de ciudad que plantea el Plan, que contará con 6 torres, una de ellas el rascacielos más alto de Europa. “Hemos tomado la iniciativa de avanzar en el diseño para acabar con informaciones inexactas. No habrá cincuenta torres, solo seis”. La edificabilidad prevista es de 1,05, muy por debajo de otras zonas de la ciudad, como el barrio de Chamberí que tiene un 3 o la Castellana con un 2.

El ámbito es una zona carente de infraestructuras porque desde hace mucho tiempo no ha sido objeto de inversión. El nudo norte se proyectó hace 40 años, con unas previsiones de tráfico de 5.000 coches al día. En la actualidad pasan más de 20.000 vehículos a la hora. Los vecinos son los grandes perjudicados, por eso su apoyo al plan es masivo. Casi un 80% de los madrileños está a favor de que se desarrolle la Castellana.

Además Distrito Castellana Norte prevé la construcción del segundo mayor parque de la capital, con 20 hectáreas, la creación pasillos verdes que conectarán todo el ámbito con el parque de El Pardo y la ampliación del nudo ciclista.

Modelo de ciudad presentado por Distrito Castellana Norte en el foro 'Urbanismo Sostenible'

Los vecinos están de acuerdo, el plan cuenta con todas las aprobaciones técnicas y legales, se han presentado trámites, informes y miles de folios, pero ¿dónde se encuentra?, ¿está parado?

“Nosotros somos un ciudadano corporativo que se mueve en el marco legal. Nuestro proyecto no pide que se cambie ningún marco normativo, respetamos el urbanismo de Madrid. Es a las administraciones a las que compete ahora la aprobación”, ha señalado Béjar.

El presidente de DCN ha desmentido que la empresa haya dado ningún ultimátum al Ayuntamiento para la aprobación del plan. “Nosotros no damos ningún ultimátum, no está ni en nuestra posibilidades ni en nuestras facultades. Las ciudades compiten por la inversión, y gran parte de esta inversión la están haciendo los agentes privados. Pero no se puede pedir que este esfuerzo se haga de manera indefinida”.

Por último Béjar ha querido remarcar que lo importante es que el proyecto es bueno para la ciudad y para los vecinos, y que negar a Madrid la posibilidad de crecer es perjudicial para todos.

El foro ha continuado con diferentes mesas redondas en las que se ha debatido sobre la importancia de las infraestructuras y de las estaciones de tren como generadoras de actividad y espacios de alta calidad urbana. En este sentido, Jorge Segrelles, director general de servicios a clientes y patrimonio de ADIF, ha afirmado que el plan de DCN es una puerta abierta para crear un gran hub ferroviario en Madrid, con la estación de Chamartín como eje de conexión tanto con el resto de la ciudad como con el norte de España.

Más del 66% de los madrileños accederán a la zona de Distrito Castellana Norte a través del transporte público, por lo que la apuesta por la movilidad y por los usos mixtos son algunas de las dimensiones estratégicas en las que se debe centrar la ciudad para poder competir con otras capitales europeas.

Por último, Carmen Sánchez-Miranda, jefa de la oficina de ONU-Habitat, ha cerrado el foro recalcando que la batalla de la sostenibilidad se librará en las ciudades, y que el desarrollo sostenible no es posible sin una planificación y organización ordenada, que debe ser fruto del trabajo de todos.

Otras historias interesantes