Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Política 23 mar 2018

Martín Vizcarra: perfil del nuevo presidente del Perú

La primera vez que Martín Vizcarra, el nuevo presidente del Perú, apareció en la escena pública local fue en 2008 cuando tuvo una participación activa en las protestas por las regalías de la minera Southern Perú, en Moquegua, hecho que se conoció como el “moqueguazo” y que paralizó la región durante diez días.

“En Perú, en todos los conflictos sociales hubo muertos, pero en Moquegua no. El ‘moqueguazo’ se genera por unas declaraciones que yo hice. Había una distorsión en el reparto de regalías mineras que afectaba a la región y yo lo expliqué en un medio de comunicación. Así el Frente de Defensa generó un movimiento social”, explicó Vizcarra ante la prensa peruana en su momento.

Esa protesta fue la que lo impulsó a postular a la presidencia regional de Moquegua en 2010 y la que le permitió ser elegido para el período 2011-2014 por el movimiento independiente “Gobierno Regional por ti”.

Exitosa administración regional

En un primer momento, algunos analistas lo identificaron como un potencial político revoltoso, pero esa imagen fue desapareciendo conforme iba avanzando su gestión. En 2012 lideró las negociaciones con la empresa Anglo American, dueña del proyecto minero Quellaveco, y logró que su región obtuviera más beneficios de los inicialmente calculados.

Inicialmente, la empresa ofreció S/ 400 millones durante más de 30 años, pero Vizcarra logró convencerlos para que ofertaran S/ 1.000 millones, incluyendo la construcción de una represa de agua. “El presidente Ollanta Humala me dijo, ‘ya Conga no va, haz todo el esfuerzo para que salga Quellaveco’. Le dije, ‘el pueblo ya no cree. Cuajone tiene 35 años y no se han hecho grandes obras’. Yo tenía una solución: Quellaveco va a generar S/1.000 millones de renta anual, le dije al presidente que me los diera como adelanto”, explicó Vizcarra sobre su intervención.

Además, obtuvo de la Cooperación Japonesa S/ 200 millones para dos centrales hidroeléctricas y consiguió otros S/ 108 millones por parte de Southern para la capacitación de docentes e incorporación de tecnología en las escuelas de Moquegua.

Durante su gestión logró convertir a la región Moquegua en líder del ránking de educación en el Perú: los colegios de esa parte del país se ubicaron en el primer lugar en la Evaluación Censal de Estudiantes realizada por el Ministerio de Educación, por lo que en 2015 recibió las Palmas Magisteriales en el grado de Amauta.

Según el Instituto Peruano de Economía, Vizcarra también logró que Moquegua sea la segunda región más competitiva detrás de Lima y una de las economías con mayor crecimiento del país.

Su figura de líder provinciano eficiente y pragmático hizo que el gobierno de Ollanta Humala lo llame dos veces para ocuparse de la presidencia del Consejo de Ministros, pero Vizcarra declinó y respondió que prefería cumplir su periodo al frente de su región. Cuando terminó su administración regional en 2014 sorprendió que no se presentara a la reelección.

Plancha presidencial

En marzo del 2015 un experto del plan de gobierno de Pedro Pablo Kuczynski lo invitó a trabajar con ellos el tema de educación y, en noviembre de ese mismo año, PPK le pidió integrar la plancha presidencial como primer vicepresidente. Martín Vizcarra aceptó el ofrecimiento y, además, fue nombrado jefe de campaña. “Fue una sorpresa, nunca había jefaturado una campaña, ni siquiera la mía en Moquegua. Abruma, pero con voluntad y sentido común, se avanza”, contó ante la prensa en 2016.

Kuczynski ganó las elecciones y el 15 de julio del 2016 Vizcarra fue incluido en el Consejo de Ministros como titular de Transporte y Comunicaciones. Su decisión de seguir con el proyecto de la construcción del aeropuerto internacional de Chinchero en Cusco y firmar una adenda con modificaciones al contrato original con el consorcio Kuntur Wasi le trajo problemas políticos.

La bancada de Acción Popular consideró que la adenda contenía irregularidades y presentó un pliego interpelatorio en su contra, que fue secundado por otras agrupaciones políticas. En paralelo, la Procuraduría Anticorrupción presentó ante la fiscalía una denuncia para investigar a Vizcarra por el delito de colusión.

El Congreso decidió interpelarlo en mayo de 2017, pero Vizcarra renunció al cargo de ministro antes de su presentación en el hemiciclo. Tras su dimisión, en septiembre de 2017, fue nombrado embajador del Perú en Canadá. Hoy, viernes 23 de marzo de 2018, se convirtió en el nuevo presidente del Perú con un perfil sereno y un mensaje que ha sido muy bien recibido por todas las tiendas políticas y la población en general.

Otras historias interesantes