Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Gente Act. 08 mar 2018

Más bicicleta y menos auto, una tendencia que crece en Buenos Aires

Son cada vez más las personas que huyen del caos del tránsito porteño. Migran del status de automovilista al de motociclista o al de peatón que utiliza el transporte público. Pero el pedaleo urbano se multiplicó casi nueve veces en ocho años.

Cada día entran y salen en los 203 km de superficie de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires más de 1.100.000 autos, y si se toma además el lado de la provincia, da una circulación de unos seis millones, a los que habría que agregar las motos, a razón de una por cada tres vehículos de cuatro ruedas.

El jefe de Gobierno de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, observa que bajó 85 por ciento la cantidad de autos particulares que se mueven por el microcentro sin que se haya modificado el volumen de gente que entra. Explica que aumentó en 300.000 pasajeros la cantidad diaria que viaja en el subte y creció entre un 40 y 50 por ciento la demanda de cada línea de colectivos que circulan en el Metrobus.

Pero una relativamente nueva forma de desplazarse ha ido ganando protagonismo en los últimos años: la bicicleta.

Las bicicletas van y vienen cada vez más por el trazado que ahora totaliza 200 kilómetros entre ciclovías y bicisendas, que empezó a demarcarse dentro de las calles que unen a distintos barrios de la ciudad. En 2009 sólo el 0,4 por ciento de los viajes en la metrópolis se hacían en bicicleta, hoy se estima que esa cifra alcanzó el 3,5 por ciento.

Actualmente, Buenos Aires comparte con Copenhague, Ámsterdam, Sevilla, Berlín, Barcelona el ranking de ciudades «amigables con la bicicleta», según indica el estudio de 2015 de Copenhagenize, una consultora global en diseño de políticas de transporte. Este tipo de políticas optimiza el tránsito de vehículos y cuidan el medioambiente.

Ecobici

Una de las claves de la expansión de la bicicleta en Buenos Aires reside en que es una de las pocas ciudades del mundo que tiene un sistema público gratuito, que comenzó a fines de 2010 y se automatizó en 2015.

Hay 200 estaciones y 2500 vehículos disponibles para una demanda efectiva de 240 mil usuarios (44% mujeres y 56% hombres).

La novedad es que el Gobierno de la Ciudad concesionaría la explotación del sistema a empresas privadas, a condición de que mantengan la gratuidad del servicio y asuman  el compromiso de duplicarlo. El negocio es que podrán vender la publicidad sin pagar canon.

Según la COMMBI (Cámara Argentina de Comercio e Industria de bicicletas, partes, rodados y afines), en el país hay un lote de 8 millones de unidades de bicicletas y por año se vende entre 1 millón y 1,4 millones de unidades, es decir, una de cada 28 personas adquirió una.

Otras historias interesantes