Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca digital 01 mar 2019

Más del 50% de los consumidores en la Unión Europea ya usa la banca electrónica

La Autoridad Bancaria Europea (EBA, por las siglas en inglés de European Banking Authority) ha publicado su último Informe de Tendencias del Consumidor. Entre las conclusiones de este informe, destaca que las hipotecas son el producto minorista con más impacto en las finanzas de los consumidores, mientras que la banca ‘online’ ya es usada por más de la mitad de la población europea.

El organismo supervisor de la banca europea analiza en este informe las tendencias de consumo de productos financieros minoristas en el sector bancario europeo, como hipotecas, créditos al consumo, depósitos, cuentas de pago, servicios de pago y dinero electrónico. Además, proporciona una visión general de las cuestiones relacionadas con los productos y servicios financieros que más afectan a los consumidores, así como las medidas tomadas para abordarlas.

La EBA ha observado que las hipotecas siguen teniendo el mayor impacto en los consumidores. Representan el 77% de los préstamos a los hogares y, durante los últimos cinco años, siguen un aumento relativamente constante, tanto en volumen como en valor de los préstamos. Como aspectos a tener en cuenta, señala el endeudamiento que suponen para las familias, el nivel de las tarifas y el refinanciamiento de préstamos, entre otras.

En cuanto al volumen de crédito al consumo indica que se mantuvo relativamente estable durante los últimos cinco años, con un ligero aumento. Los principales problemas con este producto surgen del coste del crédito a corto plazo, el uso indebido de crédito al consumo y la información contractual y precontractual insuficiente.

La banca electrónica es la más popular

El informe señala que en 2017 se logró cruzar una frontera importante ya que más de la mitad de los habitantes de la UE ya utilizan la banca ‘online’. Un porcentaje que aumenta considerablemente y se ha duplicada en diez años. En 2007 se situaba en el 25%. Esta forma de pago ‘online’ que es particularmente popular entre los ciudadanos entre los 25 a 34 años: un 68% de ellos son usuarios habituales de este tipo de servicio.

En esa línea, la EBA destaca que las transacciones con dinero físico continuaron disminuyendo, mientras que la cantidad de pagos con dinero electrónico crece de forma constante cada año. En este apartado, el organismo europeo ha señalado como principales complicaciones a los requisitos de seguridad asociados a los nuevos servicios y soluciones de pago, así como la transparencia de las tarifas y los cargos.

Además, la EBA observó un aumento en el número de personas que tienen una cuenta de pago dentro de la Unión Europea. Indica que son “el primer paso para acceder a una mayor variedad de productos y servicios financieros y una herramienta flexible para administrar las finanzas personales”. Mientras, los depósitos tuvieron un ligero descenso en su volumen, en línea con una disminución en la tasa de ahorro.

La educación financiera, entre los temas más relevantes

El informe también ha identificado los temas más relevantes para los consumidores, como las comisiones y los cargos; el endeudamiento, la evaluación de solvencia; la educación financiera; transparencia y divulgación de información precontractual y cambios en los términos y condiciones contractuales; así como la seguridad cibernética y venta transfronteriza de productos y servicios.

En lo que a educación financiera digital se refiere, el informe señala que las nuevas soluciones tecnológicas innovadoras se han encontrado con muchos consumidores no preparados para afrontarlas. Y afirma que es necesario tener “un enfoque particular en la nueva tecnología digital”.

Otras historias interesantes