Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Momentum 26 nov 2019

Microemprendimientos: qué son y cuáles son sus ventajas

La Comisión Europea define  los microemprendimientos como empresas que ocupan a menos de 10 personas y cuyo volumen de negocios o balance general anual no supera los dos millones de euros. BBVA Momentum, el programa de apoyo al emprendimiento social de BBVA, tiene entre sus participantes a empresas de estas características que se distinguen por sus ganas de crecer para aumentar su impacto positivo.

La figura del emprendedor que, en solitario o con un equipo reducido, lleva a cabo su proyecto con un pequeño capital semilla, es habitual en el mercado empresarial de todo el mundo. Según datos del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), las microempresas representan el 88% del total de empresas de América Latina donde, “se ocupan en actividades de subsistencia y autoempleo”.

En Europa, estos pequeños emprendimientos están más asociados a “las cadenas industriales de valor que están presentes en sectores dinámicos, participan del desarrollo de tecnologías e innovaciones y contribuyen significativamente a las exportaciones”. Según la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), las microempresas y las pymes constituyen el 99,8% del tejido empresarial del viejo continente.

Contar, desde el principio, con todos los medios para emprender un negocio no es lo más habitual. Muchas veces, hay que empezar desde cero con pocos recursos, lo que tiene sus desventajas, pero también varios puntos positivos para la economía. Según la publicación Stanford Social Innovation Review (SSIR), los beneficios de montar un emprendimiento de estas características son:

Productos y servicios adaptados a las economías locales

Las microempresas son muy valiosas para las economías de los lugares donde se asientan. Un estudio de la Universidad Complutense de Madrid asegura que, ayudan al desarrollo económico regional y local en los lugares en los que desarrolla su actividad, mediante la creación de empleo estable y de valor añadido y la actualización y modernización de los territorios”.

Entre las empresas participantes de BBVA Momentum 2019, hay varios ejemplos de microemprendimientos a los que ser pequeños no les resta impacto local. Un buen ejemplo es la compañía turca Batir, que está consiguiendo dinamizar la economía local y concienciar a la sociedad con su oferta de alimentos veganos y nutritivos. “Empoderamos a los agricultores y productores locales para transformar la vida de la comunidad”, explica su cofundadora, Başak Duru. Además, ofrecen talleres de alimentación saludable para niños con el fin de asegurar un impacto positivo en las generaciones futuras.

La compañía turca Batir está consiguiendo dinamizar la economía local y concienciar a la sociedad con su oferta de alimentos veganos y nutritivos.

Espacios para la comunidad

Las microempresas son elementos que cohesionan a la sociedad. Según SSIR, “impulsan la revitalización de las calles principales y los pequeños cafés, mercados y tiendas se convierten en lugares de reunión de la comunidad”.

So All May Eat (SAME) es un microemprendimiento, también participante en BBVA Momentum 2019, que está consiguiendo formar una comunidad estable en Denver (EE. UU) a través de su restaurante solidario. “Hemos sido pioneros del movimiento de justicia alimentaria con el que proporcionamos alimentos saludables para todos, independientemente de su capacidad de pago”, cuenta su director ejecutivo, Brad Allen.

SAME ha conseguido formar una comunidad estable en Denver (EE. UU) a través de su restaurante solidario.

Los usuarios de SAME donan lo que pueden (tiempo de voluntariado, dinero o productos frescos), a cambio de un menú saludable. De esta forma, el restaurante se mantiene y con él, el bienestar de las personas a las que ayuda. “Muchos de nuestros usuarios nos cuentan que SAME ha cambiado sus vidas, les ha ayudado a tener estabilidad y les ha dado una comunidad en la que vivir”, explica Allen.

Seguidores fieles

Las microempresas, sobre todo aquellas que tienen un carácter artesanal cuentan, según SSIR, con seguidores fieles que aprecian la autenticidad y exclusividad de sus productos. La empresa mexicana Lovenöck, que también participa en la última edición de BBVA Momentum, crea bolsos y complementos inspirados en el arte textil mexicano y basados en los principios de la moda ética y sostenible. Sus productos son el fruto del trabajo de mujeres en situación vulnerable. Buscamos ofrecer una alternativa de producto que empodere a las mujeres que lo crean y lo usan”, afirma su creadora Tania López.

Lovenöck-empresa-

Lovenöck crea bolsos y complementos inspirados en México y basados en la moda ética y sostenible.

Uno de los principales ganchos para su clientela es que genera colecciones limitadas, ya que solo se realizan 20 piezas de cada creación. Además, sus seguidores tienen la opción de convertirse en embajadores de la marca con el fin de vender sus productos a familiares y amigos y difundir la filosofía integradora de Lovenöck.

Apoyo a futuros emprendedores 

Una tendencia en el mundo del microemprendimiento, según SSIR, es que, “al trabajar en vecindarios con otros dueños de negocios exitosos, se pueden acabar creando microincubadoras y centros de innovación que demuestran a otros que emprender es posible”.

Muchos emprendimientos de BBVA Momentum están integrados en un ecosistema local al que impulsan mediante asesoramiento, financiación y formación. Es el caso de la microempresa Insitu Business Group que busca potenciar el papel que desempeña la mujer en la sociedad y trabajar para disminuir el desequilibrio en el acceso a la financiación de las empresas lideradas por ellas.

insitu- empresa

Insitu Business Group busca potenciar el papel que desempeña la mujer en la sociedad y trabajar para disminuir la desigualdad.

“Creemos que nuestra responsabilidad es alcanzar objetivos concretos como mejorar el papel de las mujeres en la economía. Por eso, les ofrecemos acceso a crecimiento personal, educación, emprendimiento y financiación”, explica su CEO, Elizabeth Román Soto. Su iniciativa #MujeresQueInspiranMujeres, con la que han puesto en marcha espacios itinerantes de formación y apoyo, ya ha impactado en la vida de más de 300 usuarias.

Para conocer más emprendimientos de BBVA Momentum, haz clic aquí.

Otras historias interesantes