Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Seguros 24 ene 2020

Día Internacional de la Educación: Cómo garantizar desde hoy mismo la educación de los hijos

Naciones Unidas proclamó el 24 de enero como el ‘Día Internacional de la Educación‘, una jornada que invita a reflexionar sobre la importancia de este derecho humano, que es también un bien público y una responsabilidad colectiva de la sociedad.

Según datos de Unesco, existen 262 millones de niños y jóvenes que no tienen acceso a escolarización. Además, 617 millones de niños y adolescentes no pueden leer ni dominan las operaciones básicas de cálculo.

La educación de los hijos es una de las mayores preocupaciones de los padres. Como se dice popularmente “es la mejor herencia que se les puede dejar”. Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), dependiente de Naciones Unidas, los estudiantes que egresaron del nivel medio superior reciben en promedio un salario un 30% mayor que quienes no lo cursan.

La contratación de un seguro de educación es una opción para invertir en el presente pensando en el futuro profesional de los hijos. Además, es una forma de anticiparse a cualquier eventualidad ya que se protege el porvenir de los hijos.

¿Qué es el seguro educativo de BBVA y cómo usarlo?

Es un producto financiero de BBVA en México en el que el padre, madre o tutor del menor, se compromete a pagar una prima, es decir una cantidad mensual, trimestral, semestral o anual durante un tiempo determinado, de tal forma que el beneficiario recibirá un monto para continuar con sus estudios al cumplir 18 años.

El cliente de  BBVA, deberá definir la meta a la que se quiere llegar, es decir, establecer el monto que se desea ahorrar para asegurar la educación de los hijos. Para ello, se debe tener una idea del costo aproximado de la carrera, que regularmente se encuentra determinado por la duración y la escuela en la que se realizarán los estudios superiores. Es posible ahorrar hasta 200,000 dólares y entre más pronto se comience, mejor.

Los especialistas recomiendan que este o cualquier tipo de ahorro que tenga como destino el estudio de los hijos se comience desde que el pequeño nace hasta sus 18 años, teniendo así mayor tiempo para llegar a la meta y con la probabilidad de que los costos educativos resulten ser menores al no tener que hacer un desembolso importante llegado el momento.

¿Cuánto ahorrar y en qué moneda?

Se recomienda ahorrar 10 dólares al día, es decir 300 dólares al mes y se puede realizar el pago con tarjeta de crédito o débito BBVA.

Con la finalidad de que la suma asegurada no pierda su valor adquisitivo, por los efectos inflacionarios, este producto generalmente se vende en dólares o en Unidades de Inversión (UDIS). Asimismo, se considera que el pago de las primas y de la indemnización correspondiente será efectuado en su equivalente en moneda nacional, de acuerdo al tipo de cambio vigente el día en que se realice la transacción, o bien a su valor actualizado.

El seguro ofrece las siguientes coberturas:

Supervivencia: al terminar el plazo contratado se recibirá el ahorro para la educación del hijo. En este caso puede aplicar retención de impuestos con base en la Ley del ISR vigente.

Fallecimiento: si se llegara a faltar antes de cumplir la meta, el beneficiario recibirá el 100% del ahorro establecido y adicional a esto se le brindará un apoyo de 750 dólares mensuales para que pueda continuar sus estudios hasta finalizar el plazo contratado.

Invalidez total y permanente: si se sufre una enfermedad o accidente que impida trabajar de manera permanente, BBVA sigue ahorrando por el incapacitado hasta finalizar el plazo contratado.

Desempleo: si se pierde el empleo por alguna causa justificada, se le paga el 5% del monto contratado, con lo que se podrá solventar algunos gastos y continuar con el ahorro.

Antes de contratar, es importante verificar los beneficios, requisitos, exclusiones y costos de estas coberturas aquí.

Otras historias interesantes