Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Finanzas personales 31 jul 2020

El reconocimiento facial en la 'app' de BBVA México le ayuda a proteger sus cuentas

México es uno de los países con mayor incidencia de fraude cibernético en el robo de identidad, lo que ha llevado tanto a las autoridades como a las instituciones bancarias a tomar medidas para ayudar a los usuarios a proteger sus datos personales. En este contexto, BBVA México ha desarrollado el reconocimiento facial como una herramienta para que sólo el cliente pueda hacer uso de su banca digital a través de la ‘app’ de BBVA México.

Desde el pasado mes de marzo y por disposición de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), las instituciones financieras están obligadas a comenzar la implementación de mecanismos para verificar la identidad de sus clientes con el objetivo de reducir la incidencia de fraudes cibernéticos por medio del robo de identidad.

Estos métodos de verificación de identidad están basados en la recopilación de los llamados datos biométricos de los usuarios, que son el registro y medición de alguna de sus características físicas, como pueden ser la huella digitales o los rasgos faciales.

¿Cómo protege el reconocimiento facial?

La ‘app’ de BBVA México solicitará al cliente registrar la huella facial por medio de la cámara de su dispositivo móvil para ofrecerle este nuevo nivel de protección en el uso de la banca digital. La activación del reconocimiento facial es vital para el resguardo de los datos bancarios, ya que es una forma de garantizar que nadie más pueda ingresar y usar la aplicación. Algunos de datos confidenciales incluyen los números de la tarjeta, CVV dinámico, los estados de cuenta, saldos, etcétera.

El número telefónico del cliente y su contraseña son el primer mecanismo de identificación y verificación para acceder a la ‘app’ BBVA México desde el dispositivo móvil. Imagine, por ejemplo, que un defraudador logra obtener estos datos y además posee el número de cuenta o una imagen de la tarjeta de débito del cliente. Esta persona podría descargar la ‘app’ y utilizar todos estos datos para ingresar a la banca digital con la intención de transferir todo el dinero a otra cuenta o hacer compras en línea. Para fortuna del cliente que ya activó el reconocimiento facial, la aplicación detectará que quien está intentando ingresar no cuenta con sus características físicas y el acceso será denegado.

¿Y qué pasa si por casualidad el defraudador también posee una foto del cliente?

La ‘app’ no permitirá el acceso con una foto o vídeo del usuario, ya que al iniciar la sesión en un dispositivo nuevo se solicitará acercar y alejar la cámara del teléfono para detectar que es el cliente el que está accediendo.

Es importante recalcar que el reconocimiento facial no sustituye a la contraseña, por lo que el cliente deberá continuar usándola para entrar a la ‘app’ cuando quiera utilizarla. Sólo será necesaria la autenticación de la huella facial cuando la ‘app’ detecte un intento de activación con sus datos en un teléfono distinto al que suele utilizar.

Es muy importante tener presente que los datos están protegidos y solo el cliente puede modificarlos desde la sección ‘Configuración’ que se encuentra en el menú principal de la ‘app’. La huella facial será guardada en un código cifrado para su resguardo, no se compartirá a terceros y se usará exclusivamente para proteger su operativa de banca digital, por lo que puede tener la confianza de que se dará buen uso a sus datos.

Si se quiere saber más sobre cómo activar el reconocimiento facial en la ‘app’ BBVA México y su funcionamiento, puede hacer ‘clic’ aquí.

Otras historias interesantes