Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

New York Jazz All Stars, maestros de la gran manzana en México

New York Jazz All Stars es un programa concebido en la capital del país por DeQuinta Producciones y sus artífices, Maribel Torre y Eugenio Elías.  El programa recién mereció el apoyo del Proyecto Bi de la Fundación BBVA México.

Al menos desde 2013 el programa ha permitido que jazzistas de gran calidad musical, pero injusta e insuficientemente conocidos en estas latitudes, actúen para el público mexicano, además de impartir clases magistrales y participar en talleres avanzados con músicos locales.

Para el respetado trompetista y compositor afroamericano Wynton Marsalis el jazz es una metáfora de la democracia. “Es improvisativo, celebra la libertad personal y estimula la expresión individual”, argumenta. Se trata, sin duda, de una conversación entre iguales, libre y respetuosa. Tal vez por eso y por mil razones más, el jazz se niega a morir. En 1987 Marsalis creó Jazz at Lincoln Center, una iniciativa artística con raíces y epicentro en Nueva York que en cierta medida tiene una digna réplica en México.

Eugenio Elías,  argentino de nacimiento, avecindado en México desde 1992, trompetista admirador de Louis Armstrong, entre otros artistas, subraya en entrevista una de las principales aportaciones del programa a la escena nacional: “Ha contribuido enormemente a la formación de un público exigente.”

Un género, voces múltiples

Todo parece conjuntarse: una sala de conciertos de clase mundial, como la Roberto Cantoral de la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM) y músicos ligados a Jazz at Lincoln Center de Marsalis, todos profesionales en activo de la exigente escena jazzística neoyorquina. Desde 2016 el programa ha presentado a músicos de voz tan diversa como Kurt Rosenwinkel, Cyrus Chestnut, Billy Hart e Ethan Iverson, entre muchos otros, así como al baterista mexicano Antonio Sánchez y su grupo Migration, quien ya era conocido por su participación en el grupo del guitarrista Pat Metheny, pero adquirió mayor notoriedad tras su nominación al Oscar por la música original para “Birdman”, filme de Alejandro González Iñárritu.

Desde el arranque del programa, DeQuinta Producciones ha organizado 160 conciertos, 160 clases magistrales y 27 talleres avanzados de siete horas con 216 músicos mexicanos en el Centro Nacional de las Artes (CENART). Las presentaciones en vivo han contado con la asistencia de más de 80,000 personas.

Cuatro conciertos

El apoyo del Proyecto Bi de la Fundación BBVA México le permitirá a la productora realizar los cuatro conciertos de la segunda mitad del 2019 en El Cantoral:

  • Sábado 24 de agosto, con el Trío del pianista Orrin Evans.
  • Sábado 28 de septiembre, con el Cuarteto del baterista Jerome Jennings.
  • Sábado 26 de octubre, con el Cuarteto del contrabajista Gerald Cannon.
  • Sábado 23 de noviembre, con el Cuarteto del saxofonista Dayna Stephens.

“Nos importa desarrollar un gusto por el lenguaje del jazz. No hay nada mejor que tener contacto con esta música de una manera constante. Esa es la idea de hacer una serie más que un festival: que el público pueda tener por lo menos una vez al mes contacto con grandes exponentes de este lenguaje musical”, explica Elías.

Antes de cada concierto, una clase magistral y actividades educativas

Al igual que Jazz at Lincoln Center con su programa Jazz for Young People, New York Jazz All Stars tiene un loable acento educativo. Como lo comenta Elías, director artístico de DeQuinta Producciones, el apoyo de la Fundación BBVA México, a través del Proyecto Bi, se canalizará primordialmente a todas las actividades educativas del programa.

Tres horas y media antes de cada concierto hay una clase magistral con el líder de cada agrupación. El ingreso a las clases es gratuito; solo hace falta registrarse en el sitio de la productora. El público que decide asistir tanto a la clase como al concierto obtiene un 40% de descuento.

La formación de los nuevos jazzistas

Pero eso no es todo, el lunes siguiente a cada fin de semana de concierto se lleva a cabo un Taller Avanzado en el CENART con los artistas visitantes y músicos mexicanos. “El jazz es básicamente una disciplina artística de tradición oral. Se puede aprender mucho en las escuelas, pero como el propósito de un músico de jazz debe ser tener una voz propia, original, el camino para cada uno es distinto. Para esto no hay nada mejor que tener contacto directo con los maestros e intercambiar experiencias”, expone Elías.

“No hay nada mejor que tener contacto directo con los maestros e intercambiar experiencias”.

El trompetista -quien también es director artístico del Zinco, un club que ya es referencia en la escena jazzística capitalina-, reconoce el impacto positivo de los talleres avanzados. Casi un par de decenas de sus participantes ya han viajado a Estados Unidos a perfeccionarse. Subraya: “Han mejorado el nivel de los músicos locales. Se han tendido puentes, porque los músicos que van a Nueva York o a Boston a estudiar muchas veces siguen en contacto con los que conocieron aquí, lo cual es una tradición centenaria en el jazz.”

Conciertos en otras ciudades

Desde sus inicios, DeQuinta Producciones ha tratado de llevar el jazz más allá de la capital del país. Los artistas que ha traído a México han actuado en Culiacán, Los Mochis, Mazatlán, Puebla y Torréon, y ahora los públicos de Cuernavaca y Guadalajara también podrán disfrutar de ellos. El Centro Cultural Teopanzolco, en Vista Hermosa, Cuernavaca, y el Conjunto Santander de Artes Escénicas de la Universidad de Guadalajara abrirán sus escenarios a estos músicos de excelencia.

No está de más señalar que los tarjetahabientes de BBVA México obtendrán un 20% de descuento al adquirir sus boletos con sus plásticos.

Otras historias interesantes