Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ahorro> Consejos de ahorro 19 ago 2022

Ahorrar y planear en el próximo inicio de clases

Ahorrar y planear en el próximo inicio de clases

Terminan las vacaciones y el inicio del nuevo ciclo escolar genera expectativas en los niños y jóvenes por iniciar otro año, reencontrarse con los amigos y retomar los juegos y actividades propias del colegio. Para los padres, implica una serie de gastos en útiles y uniformes, así como una reorganización familiar para que los estudiantes acudan al colegio. Sin embargo, las circunstancias también presentan una oportunidad de ahorro si se hace una planeación adecuada en todo el año.

El ciclo escolar 2022-2023 para las escuelas incorporadas a la Secretaría de Educación Pública (SEP) inicia el próximo lunes 29 de agosto y finaliza el miércoles 26 de julio de 2023. La SEP ya dio a conocer el calendario anual, en el que se conocen las vacaciones, entre otras fechas importantes. El calendario permite hacer una planeación de los días que los alumnos no acuden al colegio por sesión del Consejo Técnico Escolar (CTE), así como las vacaciones de diciembre y verano.

La oportunidad de generar ahorros para la familia se presenta en dos aspectos principales, en primer lugar, en los materiales que se utilizarán en el año, como cuadernos, lápices de color, libros, uniformes, pegamento y todo el material de papelería. Un segundo aspecto es la programación de los eventos y viajes familiares, que se pueden programar con hasta un año de anticipación.

Ahorro en útiles y uniformes

La primera estrategia a utilizar es la de las cuatro r: revisar, reutilizar, reciclar y regalar. Revisar los materiales que existen en la casa, juntarlos en un lugar y asegurarse que se encuentran en buenas condiciones, de esta forma se pueden reutilizar y evitar gastos en plumas, lápices de color y pegamentos, entre otros. En materiales como los cuadernos se pueden utilizar las hojas que no se utilizaron quitando las espirales e integrando las hojas de otros cuadernos para generar unos nuevos. Las hojas que ya no sean útiles, pueden reciclarse. Y si se decide comprar útiles nuevos, una acción desinteresada es regalar los que se encuentren en buen estado a aquellas personas que más los necesiten.

Para aquellos materiales con los que no se tiene inventario y es necesario comprar, es recomendable hacer un presupuesto. Antes de comprarlos se pueden buscar los mejores precios adquiriéndolos a través de las diferentes páginas de internet y comercios en línea. Existen algunos productos, como los cuadernos o loncheras, que incrementan sustancialmente su costo cuando contienen marcas, imágenes o diseños muy llamativos. La decisión entre costo, diseño, funcionalidad y durabilidad la podrán tomar los padres o tutores en conjunto con los jóvenes.

Es importante involucrar a los estudiantes en todas las actividades anteriores para que puedan generar una conciencia de cuidado con sus útiles e incluso poder establecer alguna recompensa o estímulo que los motive para que den un uso adecuado a sus materiales y que al final del ciclo escolar lo puedan disfrutar.

Una comunidad que genera ahorros

Una iniciativa que puede generar ahorros e ingresos es establecer una comunidad de padres en el colegio para intercambiar libros, materiales y uniformes. De esta forma, las familias que estudiaron el año superior en el ciclo pasado, pueden vender o ceder libros, diccionarios, materiales y uniformes que se encuentren en buen estado.

También a través de esta comunidad se pueden organizar para comprar los insumos en grandes cantidades lo que permitirá obtener precios más bajos al comprar a mayoreo. Así mismo se pueden obtener descuentos desde el 10% hasta el 35% en las Ferias de Regreso a Clases que cada año organiza la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en espacios públicos o a través de los proveedores participantes con dicho organismo.

Planeación de las vacaciones

El calendario de la SEP muestra los puentes oficiales, los días de CTE y las vacaciones de diciembre y de verano, por lo que se puede iniciar la planeación de las vacaciones familiares. Establecer el destino y la forma de transporte de acuerdo con el presupuesto familiar permitirá anticipar costos en alojamiento y transporte. Normalmente, cuando se trata de tarifas aéreas, comprar los boletos con más de seis meses de anticipación permite obtener las mejores tarifas que comprar tan solo algunos días antes.

Cuando las responsabilidades de los padres lo permiten, los días de CTE -que se llevan a cabo los viernes- se pueden convertir en una oportunidad para aprovechar un “puente” de tres días que, al no ser oficial, facilita obtener mejores precios y encontrar los lugares con un menor número de visitantes.

Estas dos actividades de fomentar el ahorro y la planeación son dos pilares fundamentales para poder tener una buena salud financiera, vivir con menor estrés financiero y poder disfrutar y compartir con la familia los pequeños logros en el ahorro que se traducen en enseñanzas de ahorro y la planeación a los más jóvenes de la casa.