Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Opinión 25 junio 2019

Argentina, somos BBVA

Más de un año de trabajo, 4.000 personas involucradas en casi 30 países y un gran orgullo de pertenencia a un mismo equipo global han cristalizado por fin en un hecho histórico.

Desde el pasado 10 de junio, BBVA ha unificado su identidad de marca en todos los mercados donde opera y ha cambiado su logo. Un nuevo logo optimizado para un entorno digital con letras y trazos más dinámicos. Un logo del que ya nos sentimos orgullosos y que eleva la A final evocando ascensión, crecimiento y oportunidad.

Se trata de un cambio global acorde a la nueva realidad y transformación que experimenta el Grupo. BBVA es ya reconocida como una organización global y digital; y fruto de ese reconocimiento, este paso era sólo una cuestión de tiempo y de oportunidad. Y es que si somos una organización global, era importante presentarnos con una marca única global.

Tanto desde el Grupo, como desde las unidades que están detrás de la marca BBVA, creemos que este es el momento adecuado para ejecutar esta estrategia. Con este cambio, aprovecharemos una de las grandes ventajas que tienen las empresas digitales: funcionar bajo una sola marca.

BBVA lleva años construyendo cercanía en Argentina, fortaleciendo la relación con clientes y potenciales clientes. Hoy el servicio de BBVA constituye un diferencial. A partir de ahora, nos beneficiaremos además de la percepción de globalidad representada en una sola marca compartida por 75 millones de clientes en todo el mundo.

Personalmente, estoy seguro de que este cambio atraerá más clientes interesados en operar y ser parte de esta red global, una entidad innovadora en un mundo digital donde las fronteras aparecen cada vez más difusas.

En ese sentido, y pensando en nuestros clientes en Argentina, estoy igualmente convencido de que disfrutarán de más ventajas, precisamente por ser parte de un banco global. Productos y servicios que, probados en otros mercados, mejoran su tecnología y experiencia para después desplegarse a nivel mundial.

Quiero agradecer a todos nuestros colaboradores en Argentina, apoyados con equipos transversales desde otros países, el enorme esfuerzo realizado para conseguir hacer efectivo este cambio a todos los niveles, incluido un impresionante despliegue logístico en la red que ha sido también histórico y del que me siento verdaderamente orgulloso.

Otras historias interesantes