Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Bienestar financiero Act. 23 ene 2017

¿Qué paga habría que asignarle a los hijos?

niños paga recurso bbva

Dentro de la organización de la economía doméstica, los hijos, desde que comienzan a ir adquiriendo independencia, también comienzan a necesitar su propio dinero para sus pequeños gastos.

Estos gastos comienzan a llevarse a cabo desde los 6-8 años, y la paga asignada por los padres a los hijos, es una tónica que no debería perderse hasta que el hijo se emancipe completamente.

Fijar una paga o la asignación monetaria semanal o mensual es una tarea complicada, dado que influyen muchos factores y se deben ponderar distintas situaciones. Pero obviamente, es preferible siempre asignar una retribución estable para sus gastos y para que comiencen a valorar el dinero y sepan ahorrar antes que ofrecerles todos los caprichos que pueden tener los más pequeños en cualquier momento. Por este motivo, es importante definir siempre una serie de criterios de paga a los hijos.

Paga fija o variable

A nivel pedagógico, existen dos grupos de padres. Aquellos que estipulan una asignación fija a sus hijos de manera independiente a su comportamiento diario, ya sea académico, colaboración en casa e incluso buen comportamiento, y aquellos que establecen un sistema de paga variable en función del resultado que obtienen por sus estudios, por la colaboración en las tareas domésticas o por otros factores que fijen los padres a su propio criterio.

Si tuvieran una paga variable, para aprender a valorar el dinero y los ingresos que reciben, se necesita una contrapartida de sacrificio. No obstante, hay pedagogos que fijan esta relación como negativa, sobre todo en el campo académico, dado que el estudio es una obligación propia independiente de la paga que le fijen los padres a sus hijos.

Paga variable

Hay dos métodos de calcular la paga de los hijos mediante objetivos, aunque siempre se pueden mejorar. El primer método que crea Rafael San José es el método que fija una ponderación de los resultados académicos obtenidos con la paga. Este método fija una retribución mensual máxima para los hijos si las calificaciones de todas sus notas son sobresaliente a lo largo del curso. En el caso de que las notas disminuyan, la paga semanal o mensual disminuirá proporcionalmente.

Habría que tener presente que, en principio, la necesidad de fijar la paga vendrá determinada a posteriori del comienzo de su vida académica, fijando este intervalo en 1º de primero de primaria y a partir de los 6 años. Si su hijo con 7 años no ha pedido aún paga y ve que no es necesaria y su rendimiento académico es adecuado, inventivar económicamente lo que se hace bien, podría condicionar la actitud de sus hijos, su carácter, lo que podría ser un error.

El segundo método, es el que expone Borja Prieto y que considera a los hijos como asalariados o trabajadores de una empresa. En este caso, se fijan unos criterios retributivos en función de las tareas que los hijos llevan a cabo en casa. Por ejemplo, Borja ha fijado 10 céntimos por poner la mesa o cincuenta céntimos por bajar a comprar el pan. Obviamente, si fija estos criterios y tiene más de un hijo, os expondríais a la realización de las tareas más lucrativas a demanda de dinero por parte de los niños, al igual que habrá tareas que queden desiertas y otras que tendrán gran aceptación.

Este sistema es un sistema que a priori favorecerá la realización de tareas domésticas y tendrá una doble vertiente de aprendizaje, pero al igual que en el caso de los estudios, decidir si las tareas domésticas deben ser remuneradas o no, partiendo de la base de la colaboración desinteresada en casa podría tener un factor crítico en la educación de los hijos.

Combinación de métodos y adaptación

En todo caso, debe evaluar la actitud de sus hijos, su carácter, sus intereses y sus necesidades reales de gasto. No es bueno tampoco fijar unas pagas desproporcionadas en exceso para ellos, al igual que tampoco lo es que estén muy por debajo de las cantidades mensuales que asignen a sus amigos o círculo relacional.

El equilibrio, en cada caso, es complicado pero desde luego, pensar el mejor sistema y establecer un sistema de bonus-malus en referencia al dinero mejorará su percepción por el dinero y comenzará a ahorrar desde pequeño para evitar crisis económicas cuando no cumpla con las tareas u objetivos marcados.

Otras historias interesantes