Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Un palacio nazarí en 'Girona Temps de Flors'

BBVA participa en la 63ª edición de Girona, Temps de Flors decorando uno de los 157 espacios que contempla la muestra floral. Y lo hace llenando de flores uno de los espacios más emblemáticos y visitados de la muestra, los Baños Árabes. Para ello ha creado el proyecto llamado ‘Las mil y una flores’ que recrea un palacio nazarí.

Es el cuarto año consecutivo que BBVA participa en Girona, Temps de Flors. En años anteriores se habían hecho creaciones florales para adornar el claustro de la Catedral, los sótanos de la Catedral, el claustro de Sant Pere de Galligants, y este año, los Baños Árabes.

El proyecto floral es obra del artista Jordi Albà y para hacerlo realidad, 200 empleados del banco de la provincia de Girona han trabajado intensamente como voluntarios. De hecho, la implicación personal y el voluntariado es una de las características de la muestra. Todos los espacios decorados en la ciudad de Girona durante esta semana, son fruto del trabajo de voluntarios.

BBVA decora tres salas de los que son los baños públicos románicos mejor conservados que se conocen. ‘Las mil y una flores’ las convierten en un jardín, una sala interior del palacio y un patio. Unos emplazamientos que tienen en el agua un elemento central que representa pureza y fuente de vida. Evocan un mundo de estímulos que se potencia enormemente a través de los olores y los colores. El palacio nazarí es la unidad de naturaleza y arquitectura, la suma de flor y piedra. Lo que encaja perfectamente con el concepto de Temps de Flors.

En esta integración, el predominio de la flor está claro, ya que para ‘Las mil y una flores’ se utilizan casi 3.000 flores y plantas. Entre ellas, destacan el jazmín, el lirio o la rosa. Todas de tonalidad blanca, azul y naranja, diferenciadas en cada una de las salas. Plantas todas ellas que son las que se utilizaban en los palacios nazaríes originales para transportar a ellos.

Temps de Flors es un evento multitudinario, que atrae a visitantes de todas partes. El año pasado, por ejemplo, el espacio decorado por BBVA en el claustro de Sant Pere de Galligants superó los 80.000 visitantes, cifra que se espera superar, como ha ocurrido cada años,

Otras historias interesantes