Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico 16 ago 2018

El PIB del segundo trimestre confirma la recuperación de la economía colombiana

En el segundo trimestre de 2018, la economía colombiana creció un 2,8%, frente al 1,3% registrado durante el mismo periodo de 2017, con lo cual se acumuló un crecimiento en el primer semestre de 2,5%. Los servicios profesionales, la actividad agropecuaria, el comercio, el arte y el entretenimiento, la información y las telecomunicaciones, los servicios públicos y la industria fueron los sectores que aceleraron la dinámica de la economía en la primera parte del año.

Al hacer un análisis de las cifras entregadas por el Dane, Mauricio Hernández, economista de BBVA Research, señaló que el resultado negativo de la construcción (-7,6%) tuvo un impacto directo sobre otros sectores que registraron bajos crecimientos, por los encadenamientos que genera la demanda de insumos desde ese sector sobre otras actividades del país.

El consumo, la nota positiva del semestre

Caso contrario ocurrió con el consumo de los hogares, que siguió mejorando su comportamiento de manera notable y sectores relacionados con la demanda de las familias mostraron cifras positivas.

En efecto, la producción agropecuaria creció un 5,2%, la ganadería un 4,9%, la producción industrial de productos alimenticios un 4,3%, la fabricación de muebles un 6,0%, el comercio un 4,2%, los hoteles y restaurantes un 4,4%, y las actividades relacionadas con el arte y el entretenimiento un 4,8%. “Es decir, todas ellas estuvieron por encima del PIB, anticipando que el consumo privado debió ser el componente que más contribuyó al resultado de la economía”, comentó Hernández.

Así mismo, la confianza de los hogares pasó a terreno positivo recientemente, al situarse en 15,5%, después de registrar un -14,9% en 2017. “Las mejoras no solo se ven en la confianza total. También en la disposición a comprar bienes durables y vivienda, que pasó a terreno positivo, mientras que el temor a perder el empleo viene cayendo progresivamente. Además, las importaciones de consumo se aceleraron fuertemente y el comercio minorista muestra un incremento en las ventas del 6,2% entre abril y junio”, añadió Hernández en su análisis.

fotografía de Carrito de super mercado con distintos productos

Durante el primer semestre del año, el consumo de los hogares colombianos siguió mejorando su comportamiento notablemente y la demanda de los colombianos mantuvo cifras positivas.

Lo que viene

No obstante la buena dinámica que muestra la economía, a juicio de Hernández, hacia futuro el gran reto es consolidar un crecimiento más balanceado, porque está siendo impulsado principalmente por actividades de servicios y comerciales, y no tanto por las ramas productivas de la economía. “Dentro de estas últimas, solo el rubro agropecuario tiene buenas cifras para mostrar”, afirma.

A juicio del economista de BBVA Research, el mejor balance dependerá de un mayor arranque de las exportaciones, ayudadas por los elevados niveles que ha mantenido la tasa de cambio desde hace varios años, y por las ganancias en competitividad que logre la economía con el mejoramiento de la infraestructura que está en marcha. A esto se sumaría la materialización de un nuevo ciclo al alza en la inversión privada.

“El consumo de los hogares seguirá teniendo espacio para acelerarse, pues la confianza está en terreno positivo, las tasas de interés por debajo de su nivel neutral, la tasa de inflación alrededor de su nivel de largo plazo y hay un menor deterioro del mercado laboral. Así mismo, la inversión tenderá a recuperarse. Primero, porque la caída del sector de edificaciones será menor y segundo porque habrá un mayor consumo que redundará en un aumentó del uso de la capacidad instalada de la industria de productos para el hogar, que la obligará a hacer inversiones para poder enfrentar de mejor manera la nueva demanda”, señala el economista de BBVA Research.

exportaciones-bbva

La mayor dinámica en las exportaciones será unas de las claves para consolidar el crecimiento económico durante el segundo semestre del año.

Así mismo, el clima hará su aporte en este segundo semestre del año, dado que se espera una menor frecuencia y cantidad de lluvias en las zonas Andina y Caribe del país durante el tercer trimestre, que permitiría un mejor ritmo de ejecución de las obras civiles, aunque no se evidencia aún una mejora significativa en este rubro.

Por otra parte, la permanencia de los precios del petróleo por encima de sus niveles previos ha reactivado las inversiones del sector en pozos que ahora son rentables a los nuevos precios más altos. “Una muestra de esto es el gran crecimiento de las actividades profesionales y científicas, que suele asociarse con un mayor crecimiento del sector minero y las contrataciones de los servicios petroleros”, explica Hernández.

Por último, si bien BBVA Research estima que el PIB puede ser marginalmente superior en el segundo semestre, como diferencial del comportamiento del primer semestre, estará liderado por la demanda privada, a diferencia del impulso que tuvo el consumo público en la primera parte del año.

Otras historias interesantes