Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ahorro 29 nov 2016

Planes de pensiones, ¿por qué no empezar a ahorrar a los veintitantos?

Se tiende a identificar un plan de pensiones como un producto destinado a los más mayores, ya que su finalidad es cubrir la jubilación, complementando la pensión pública. Sin embargo, un plan de pensiones es mucho más que eso y hasta los más jóvenes pueden beneficiarse de este producto financiero.

¿Conoces los Planes de Pensiones BBVA?

Generalmente con 20 años nadie se preocupa por contratar un plan de pensiones, ya que es un producto que se asocia a la vejez; a algo demasiado lejano como para empezar a pensar en ello. Pero se olvidan las ventajas que proporciona este producto si se contrata a temprana edad, ventajas a largo y no tan largo plazo.

Es cierto que para contratar un plan de pensiones es necesario tener ingresos fijos y disponer de una capacidad de ahorro, pero cumpliendo esta condición nada impide contratar un plan de pensiones aun estando a 50 años de la jubilación.

Cuanto más lejano está el momento de jubilación más se tiende a no preocuparse por ello, sin embargo se trata del mejor momento para empezar el ahorro. La vejez es una razón importante para empezar a ahorrar, ya que según la OCDE los jóvenes de ahora cobrarán hasta un 25% menos de pensión, por motivos como la baja tasa de natalidad y el aumento de la esperanza de vida.

Algunos expertos aconsejan, por esta y otras razones, contratar un plan de pensiones lo antes posible. Advierten que aunque no haya una edad determinada para comenzar a ahorrar a través de un plan de pensiones, lo idílico es empezar desde el comienzo de la vida laboral. De esta forma se puede obtener un mayor ahorro con un menor esfuerzo económico, ya que hay que sacrificar una menor parte del consumo presente. Si no se empieza a una edad temprana esto supondrá hacer aportaciones abundantes para satisfacer el nivel de vida ambicionado en la jubilación.

Juega con el Simulador de Pensiones BBVA

Empezando en el comienzo de la vida laboral, aunque al principio las aportaciones sean en pequeñas cantidades el capital acumulado puede resultar muy importante gracias al paso del tiempo y al efecto de capitalización que resulta de reinvertir los intereses obtenidos. Por ejemplo, empezando con 20 años a aportar una cantidad pequeña de 100 euros al mes a un plan de pensiones se dispondrá de 60.000 euros a los 70 años. Si a ello se suma un interés medio del 3% anual, la cifra se elevará a una cantidad de 138.932 euros, más del doble.

Ventajoso tratamiento fiscal

Además de eso, no hay que olvidar que en España los planes de pensiones son productos con un tratamiento fiscal ventajoso y permiten desgravar lo aportado en el IRPF.

También existe una amplia gama de productos que se ajusta a todos los perfiles de riesgo y edades. Se pueden encontrar desde planes de pensiones garantizados hasta otros que invierten en renta variable.

Cuanto más joven se es más recomendable es arriesgar para tratar de obtener mayor rentabilidad, ya que se dispone de un mayor tiempo de reacción para rectificar y cambiar a otro plan de pensiones más conveniente si es necesario. Cuánto más cerca de la jubilación más aconsejable es optar por planes de pensiones de un perfil conservador, es decir menos riesgo, ya que si se apuesta y se pierde no hay tiempo de reacción.

Conoce cuánto desgrava un plan de pensiones

Hay que tener en cuenta que los planes de pensiones son ilíquidos. Es decir, no se puede rescatar el dinero aportado hasta la jubilación. No obstante, en España hay situaciones especiales en las que sí se permite el rescate antes de tiempo, como por ejemplo, en caso de desempleo o enfermedad grave. De esta manera un plan de pensiones pasa de ser un producto ilíquido a una herramienta que puede ser de gran utilidad en situaciones precedentes a la jubilación que pueden darse en cualquier momento de la vida.

Liquidez a los 10 años

Es cierto que hasta hace poco, la escasa liquidez de los planes de pensiones echaba para atrás a muchos ahorradores, especialmente a los más jóvenes, ya que tienen como prioridad muchas otras inversiones, como la compra de una vivienda, para la que necesitan liquidez a corto o medio plazo. Sin embargo, desde el 1 de enero de 2015 es posible rescatar las aportaciones al plan de pensiones a los diez años sin explicación alguna. Lo que significa que los primeros rescates se pueden realizar a partir de 2025. Esta reforma fiscal da una perspectiva mucho más amplia de la utilidad de este producto ya que cambia considerablemente el perfil temporal de los planes de pensiones pasando a ser productos de ahorro a medio plazo si se prefiere.

¿Por qué no empezar a ahorrar para cualquier proyecto, como puede ser el matrimonio, una casa o cumplir un sueño, desde el primer empleo?

A mucha gente le cuesta empezar a ahorrar a medio o largo plazo, lo cierto es que un pequeño esfuerzo en el presente puede darnos una gran estabilidad económica en el futuro, un futuro que está a la vuelta de la esquina.

Otras historias interesantes