Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Niños 09 ago 2018

¿Por qué se celebra el Día del Niño y por qué es tan importante?

Desde hace unos años, el tercer domingo de agosto significa el día en el calendario donde se celebra a los más pequeños de las familias peruanas: el Día del Niño. Más allá del contenido histórico, la importancia que tiene este día y la forma en cómo nos desenvolvemos con ellos son transcendentales para formar ciudadanos ejemplares y, por ende, el futuro del país.

La primera referencia que se encuentra sobre esta el Día del Niño data de hace más de 70 años en la Declaración de los Derechos Humanos de 1948, carta que contenía los derechos de los niños y niñas. Años más tarde, al no estar estos derechos claramente delimitados e identificados, los integrantes de la ONU crean el Fondo Internacional de Emergencia de las Naciones Unidas para los Niños (Unicef), con lo que se comprometieron a especificar y precisar sus derechos.

Posteriormente, en 1959 se aprueba la Declaración de los Derechos de los Niños con el principal motivo de garantizar aspectos fundamentales de la vida de los menores y, 30 años más tarde, en 1989, entró en vigor la Convención Sobre los Derechos del Niño, en la que se actualizaron los principios establecidos en la primera declaración, y se estimuló a los países a elegir un día en particular del calendario para dedicar a celebrar a los más pequeños, con el objetivo de que se respeten sus derechos a través de actividades que puedan promover su bienestar social.

Es así que cada país eligió un día para celebrar el Día del Niño, en el cual realizan diferentes actividades pero con el mismo significado. Por ejemplo, como se sabe, en Perú se celebra el tercer domingo de agosto, en Bolivia se festeja el 12 de abril, en Colombia es el último sábado de abril, en Argentina es el segundo domingo de agosto y, así, en los diferentes países del mundo.

Día del Niño peruano

La festividad más esperada por los pequeños, después de la Navidad, es el Día del Niño. En el Perú se celebra desde el año 2002 cuando el Congreso de la República hizo efectivo que cada tercer domingo de agosto se conmemore un día especial para celebrar a los hijos menores de las familias y este año, la fecha central será el domingo 19 de agosto.

En Perú, el Día del Niño se celebra el tercer domingo de agosto

Si bien la celebración llega acompañada de actividades que pueden ser recibir regalos, divertirse con juegos de mesa, visitar un zoológico o ir al cine, la principal motivación es respetar y reafirmar los derechos de los niños y niñas y fomentar la fraternidad y la comprensión, así como, su bienestar social. Lo importante es que los padres enseñen a sus hijos a valorar lo que tienen y que no todos los niños del mundo gozan de los mismos derechos.

Lo primero que hay que pensar es que este día va más allá de lo tangible, por eso, regalar educación, atención, tiempo de calidad y acciones que produzcan verdadera felicidad más allá de lo material, son regalos con un mayor valor que pueden perdurar para toda su vida.

Inculcar y aprovechar al máximo estas oportunidades hará que en un futuro puedan convertirse en ciudadanos ejemplares para ellos mismos y para la sociedad. El ejemplo empieza por casa y es la mejor manera de educar a los pequeños para que cuando crezcan tengan la capacidad y la conciencia para convertir el mundo en un lugar mejor.

Por eso, este Día del Niño se recomiendan acciones como la lectura, actividades al aire libre, dibujar y pintar sus ideas y sueños, escuchar y responder sus preguntas, así como acciones que puedan enseñarles a valorar todo el amor que reciben. Y en el caso de no tener hijos o niños en la familia, siempre habrá un menor con una realidad distinta, al que se le puede compartir felicidad y celebrar su día.

Otras historias interesantes