Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Salud financiera 19 mar 2018

Préstamos a plazos vs. crédito revolvente

Sea para pagar una vivienda, su reforma o estudios, hay un tipo de crédito para cada necesidad. En cuanto la devolución del importe del préstamo se refiere, dos de los productos más comunes son los préstamos a plazos y los créditos revolventes. Veamos cuáles son las diferencias fundamentales entre ellos.

Préstamo a plazos

Tal y como se explica en este artículo, un préstamo a plazos es una cantidad de dinero que el consumidor toma prestado de una entidad de crédito para financiar una compra – por ejemplo de una casa, automóvil, reparaciones u obras de cierta importancia- comprometiéndose a devolver el importe total del mismo más los intereses correspondientes, siguiendo un esquema de pago fraccionando, normalmente mediante una serie de cuotas mensuales (plazos). Los préstamos suelen ser por un importe y plazo determinados, que no pueden modificarse salvo que el o la titular presente una solicitud de ampliación de los mismos.

Los préstamos a plazos pueden ser una buena herramienta para consolidar deudas acumuladas en tarjetas de crédito sujetas a intereses elevados o, en general, para situaciones en las que el consumidor conoce la cantidad que va a necesitar.

BBVA Compass ofrece diferentes préstamos a plazos, incluido el Préstamo Personal Express, un producto totalmente digital.

El importe de este préstamo no garantizado oscila entre los 2.000 y los 35.000 dólares al contratar a través de un canal digital, y hasta 100.000 dólares contratándolo presencialmente en una sucursal. Este producto es exclusivo para clientes preaprobados y sólo requiere la firma del solicitante. Además, aquellos clientes que domicilien el pago de los plazos en una cuenta corriente BBVA Compass, podrán disfrutar de un descuento adicional de un uno por ciento. BBVA Compass también ofrece a sus clientes un servicio de consulta para procesos de evaluación de solicitudes de crédito, de cara a determinar el tipo de interés y ofertas de crédito a los que podrían acceder, sin perjudicar su calificación crediticia.

Crédito revolvente

Un crédito revolvente es una cantidad de dinero – una línea de crédito – que un banco pone a disposición de un consumidor/a para efectuar compras. Al final de cada periodo de pago, se renueva el importe disponible de la línea de crédito revolvente. Un crédito revolvente puede o no estar sujeto a una fecha específica de vencimiento y por lo general no tiene asociada una cuota a devolver mensualmente, más allá del importe dispuesto cada mes.

Como ejemplos de crédito revolvente están las líneas de crédito personal (las que suelen ofrecer las tarjetas de crédito) y las líneas de crédito hipotecario (respaldadas por una propiedad inmobiliaria). Los fondos de un crédito revolvente pueden utilizarse para cosas como pagar una reforma, un viaje o simplemente sufragar gastos comunes.

El tipo de interés de un crédito revolvente pueden variar; por lo cual es más importante aún si cabe estar al tanto de los términos y condiciones del mismo.

Para más información sobre la oferta de tarjetas de crédito de BBVA Compass, haga click aquí.

Para más información sobre la oferta de líneas de crédito hipotecario de BBVA Compass, haga click aquí.

Otras historias interesantes