Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca de inversión 31 ago 2018

Los préstamos verdes y sus ‘Green Loan Principles’

El pasado año, un producto prácticamente inédito irrumpió con fuerza en el mundo de la financiación corporativa: los préstamos verdes. Se trata de préstamos cuyo fin es promover la sostenibilidad ambiental y hasta hace muy poco se regían por los mismos principios que los bonos verdes. Desde hace unos meses, cuentan con sus propias directrices, los ‘Green Loan Principles’.

Los ‘Green Loan Principles’ se han desarrollado de forma conjunta entre las instituciones financieras líderes más activas en el mercado de préstamos verdes para promover el desarrollo y la integridad del producto de préstamo verde.

Estos principios buscan crear un marco de estándares de mercado y directrices, así como ofrecer una metodología consistente que pueda usarse en todo el mercado de préstamos verdes, al tiempo que permite mantener la flexibilidad del préstamo y preservar la integridad del mercado de préstamos verdes mientras se desarrolla.

Al igual que los ‘Green Bond Principles’, los ‘Green Loan Principles’ establecen cuatro componentes clave que caracterizan al préstamo verde:

  1. El uso de los fondos. El uso del importe del préstamo debe estar adecuadamente descrito en los documentos financieros. Todos los proyectos definidos deben ofrecer beneficios ambientales claros que puedan ser contrastados, que sean factibles, cuantificados, medidos y reportados por el prestatario.
  2. El proceso de evaluación y selección de proyectos. El prestatario debe comunicar de forma clara a los bancos cuáles son los objetivos de sostenibilidad medioambiental; el proceso elegido para que el prestatario determine cómo encajan sus proyectos en las categorías existentes; y los criterios de elegibilidad relacionados, incluida, si corresponde, criterios de exclusión o cualquier otro proceso aplicado para identificar y administrar riesgos ambientales potencialmente materiales asociados con el proyectos propuestos.
  3. La gestión de los fondos. El importe de un préstamo verde debe reconocerse en una cuenta específica o debe poder monitorizarse adecuadamente de forma que se mantenga la transparencia y se promueva la integridad del producto.
  4. El ‘reporting’. El prestatario debe preparar información, que ha de estar actualizada y disponible, sobre el uso de los fondos de forma anual y hasta que se consuman, y según sea necesario a partir de ese momento en función de lo que exija el desarrollo.

BBVA, un referente en financiación sostenible

BBVA tiene la capacidad, el conocimiento y la experiencia para proveer a sus clientes con un asesoramiento superior de soluciones de financiación sostenible, tanto en bonos como en préstamos, y está jugando un papel clave en el desarrollo de ambos mercados.

En el negocio de préstamos verdes, BBVA está siendo un impulsor fundamental, cerró 2017 como la entidad más activa a nivel global con un total de 11 operaciones en Europa y América para clientes de diversos sectores y siendo el líder indiscutible en España.

En 2018, BBVA ha continuado cerrando operaciones tan relevantes como la primera operación sostenible de una aseguradora a escala mundial con Mapfre, el primer préstamo verde corporativo en América Latina con Iberdrola y el primero en EE.UU. con Avangrid. Además, el Banco está haciendo llegar este tipo de productos a todo tipo de empresas, como demuestra el préstamo verde concedido a la cooperativa valenciana Consum.

Otras historias interesantes