Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Fintech 29 jun 2017

Propuestas para impulsar la innovación en el sector 'fintech' en Europa

La Comisión Europea (CE) quiere empezar a dibujar las políticas y medidas que impulsen la innovación alrededor de los servicios financieros y el despegue definitivo de nuevos servicios ‘fintech’ en toda la Unión Europea. Para ello ha llevado a cabo una consulta pública en la que BBVA ha participado aportando su visión y propuestas para crear un marco que permita una competición justa entre todos los jugadores.

El objetivo del diálogo abierto por la CE es crear un sector fintech inclusivo, en el que haya lugar para todos los proveedores de servicios, independientemente de su tamaño y naturaleza. El camino pasa por fijar entre todos un marco común que dote de transparencia al mercado, al mismo tiempo que se preserva la estabilidad financiera y la seguridad de los consumidores, las empresas y los inversores.

BBVA considera que esta iniciativa va a ser esencial para mejorar la calidad y la variedad de los servicios bancarios y completar el mercado único dentro de UE. Estas son algunas de las propuestas que BBVA ha compartido con la CE:

Diálogo abierto

La respuesta a esta consulta de BBVA propone un diálogo abierto entre todos los agentes involucrados en la transformación del sector financiero para aunar esfuerzos en la creación de futuras políticas.

Para ello, se considera esencial facilitar la cooperación entre el sector público y privado con la creación de hubs de innovación, aceleradoras, academias de innovación y sandboxes regulatorios (entornos de pruebas controlados y aislados en los que la regulación se puede flexibilizar temporalmente). Para BBVA todas estas iniciativas deberían tener un carácter voluntario y estar abiertas a todas las empresas innovadoras, pero sin pretender sustituir los proyectos liderados por empresas privadas en los que los supervisores también pueden formar parte.

Uno de los puntos más destacados en la respuesta de BBVA es el apoyo a la creación de sandboxes regulatorios con un planteamiento europeo para evitar que surjan divergencias entre los distintos países y poder facilitar la generación de proyectos transnacionales. Así, se propone que las autoridades europeas de supervisión (ESAs) marquen las guías y coordinen las acciones locales con las autoridades competentes de cada país, mientras que el BCE podría gestionar un sandbox regulatorio especialmente centrado en proyectos transfronterizos en banca.

Para que este diálogo sea realmente fluido y eficaz, desde BBVA se recomienda que se incluyan a las autoridades de los distintos países y procedentes de diversos ámbitos, tanto financieros como digitales. La coordinación se podría gestionar desde Europa, pero siempre incorporando las voces de instituciones supranacionales y locales.

Supervisión

Igualmente, BBVA considera que las autoridades deben reforzar su rol como supervisor siendo más proactivos a la hora de examinar si los proveedores de servicios financieros no licenciados o con licencias de actividad limitadas realmente están cumpliendo con los requerimientos legales exigibles para las actividades que llevan a cabo.

BBVA considera que de este modo se garantizará que los usuarios acceden a servicios financieros seguros y evitará que las malas prácticas acaben repercutiendo en la imagen y reputación de todo el sector fintech.

Igualdad de condiciones

Para BBVA es fundamental que no se regule de manera excesiva el sector, ya que cada nueva medida legal supone grandes esfuerzos y costes para la industria. Las medidas regulatorias deben siempre estar orientadas a garantizar una igualdad de condiciones entre los competidores y a reducir las asimetrías entre los distintos jugadores.

En este sentido, BBVA cree que sería conveniente el crear licencias fintech que permitan operar en todos los países de la UE, al menos en áreas específicas como pueden ser el crowdlending, los mercados de servicios financieros (plataformas digitales) o la gestión de activos virtuales. La petición de BBVA incluye que los bancos también puedan operar cualquiera de estos servicios bajo su licencia actual.

Competencia

BBVA cree que las barreras entre la competencia y la colaboración están cada vez más difuminadas por eso hay que entender muy bien el funcionamiento del ecosistema financiero y sus interrelaciones para poder impulsar la innovación

La principal petición de BBVA en este apartado es que la regulación se aplique no por el tamaño de las empresas, sino de acuerdo a los riesgos y el tipo de actividad que se desempeñe. BBVA recomienda que las regulaciones tengan en cuenta la protección de los consumidores y la estabilidad del sistema, además de promover una mayor competencia.

Tecnología

Para BBVA, la regulación debe ser agnóstica en cuanto a la tecnología y facilitar la exploración y testeo de tecnologías emergentes. Uno de los papeles de los reguladores en este campo, según BBVA, es el de fomentar el uso de estándares globales impulsados por la industria y promover la interoperabilidad.

Estas son algunas de las propuestas de BBVA presentadas en la consulta de la CE en la que han participado entidades financieras, supervisores, startups, consultoras, think tanks, instituciones académicas, organizaciones de consumidores…etc. La CE hará público un análisis de las distintas respuestas recibidas después del verano y elaborará un plan de acción con el que pretende acelerar la generación de nuevos y mejores servicios financieros.

Otras historias interesantes