Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tecnología 20 feb 2019

¿Qué es la realidad extendida y cómo puede afectar al sector de la banca?

Entre 2018 y 2022 se espera un incremento del 700% en el negocio que se generará en torno a las tecnologías que combinan el mundo real y virtual.

La realidad extendida es un concepto que aglutina la realidad aumentada (AR), la realidad virtual (VR) y la realidad mixta (RM). “El término surge para englobar distintas herramientas que parten de un mismo concepto tecnológico”, explica Diego Laforga, responsable de comunicación en Isostopy, una empresa especializada en el tema. El uso de esta innovación aún no se ha extendido por el mundo, pero en el futuro será toda una tendencia. Entre 2018 y 2022 se espera un incremento de casi el 700% en el negocio que generan estas tres técnicas inmersivas capaces de combinar el mundo real y virtual. La cifra pasará de los 27.000 millones de dólares a los 209.000 millones de dólares, según las estimaciones de Statista.

Los expertos en el sector predicen que las empresas relacionadas con la medicina serán las más beneficiadas por esta tecnología, seguidas del sector militar, el industrial y el turismo, según detalla Raconteur en un informe especial sobre realidad extendida con datos de XRDC. La realidad virtual, la realidad aumentada y la realidad mixta también pueden revolucionar los negocios de otras industrias como la moda, el entretenimiento o incluso la banca. Pero, ¿qué diferencia hay entre estas tres tecnologías y cómo podrían afectar al sector financiero?

Realidad virtual

La VR permite al usuario sumergirse con todos los sentidos en un mundo virtual. Para ello se necesitan unos auriculares y unas gafas especiales que aíslen al usuario de todo lo que hay en el exterior. Hay dos tipos de gafas: las que ya tienen su propia pantalla incorporada y las que cuentan con un espacio para introducir un ‘smartphone’. Ambas están equipadas con sensores que reconocen los movimientos de cabeza del usuario para explorar el mundo virtual. Algunos modelos cuentan además con mandos que permiten interactuar con los objetos dentro de ese universo.

La realidad virtual podría suponer un cambio para los bancos y su forma de relacionarse con los clientes. “Las nuevas formas de interactuar que tienen las generaciones nativas digitales como los ‘millennials‘ están llevando a algunas firmas financieras a estudiar cómo será la futura comunicación con sus usuarios. En este sentido cobra fuerza el concepto de oficinas virtuales o centros de atención al cliente virtuales”, afirma Laforga.

El experto se imagina oficinas recreadas digitalmente donde el público pueda interactuar con su banquero en forma de avatar, a través de la inteligencia artificial, y sin tener que desplazarse hasta la oficina. El objetivo será solucionar las gestiones o problemas en un ambiente inmersivo tal como ocurría en un espacio real.

Realidad aumentada

La AR sirve para superponer capas digitales en un entorno del mundo real. En este caso, lo más habitual es usar dispositivos con cámara como un ‘smartphone’ o una tableta. El videojuego Pokemon Go y la ‘app’ Snapchat son algunos de los ejemplos más populares de esta tecnología.

En el sector financiero, BBVA ha sido pionero en el uso de la AR. La firma ha desarrollado Valora View, la primera ‘app’ del sector bancario europeo que permite la búsqueda de viviendas para adquisición o alquiler a través de la realidad aumentada. Con este nuevo servicio gratuito, disponible para todo el público, BBVA pone a disposición una herramienta que proporciona al usuario precios recomendados de compra y alquiler para un inmueble determinado.

BBVA-Valora-View

Valora View emplea APIs para mostrar al usuario las viviendas disponibles en el portal Idealista.

¿Hay alguna vivienda disponible en su barrio favorito? Para saberlo solo se necesita estar a pie de calle y captar con la cámara del móvil el edificio o piso que sea de su interés. La aplicación y su sistema inteligente de realidad aumentada recopilará toda la información sobre la vivienda (en alquiler o venta), siempre y cuando esté disponible en el sitio web de Idealista. La herramienta ayuda desgranar los tipos de viviendas que hay en la zona, los pisos disponibles y sus precios estimados. De este modo se podrá negociar el precio de un inmueble, teniendo una idea aproximada de cuánto se debería pagar por él. Además, la aplicación ofrece un mapa inteligente que ayuda a elegir una vivienda dependiendo del presupuesto que se tenga.

Este tipo de tecnologías representan un gran aliado para los bancos, pues ayudan a aterrizar de una manera más clara algunos servicios financieros. Así resulta mucho más fácil poder digerir la información financiera, en lugar de la clásica explicación sobre el papel, explica Laforga.

Una mezcla de realidades

Por su parte, la realidad mixta combina aspectos de la VR y la AR. “Te permite sobre ese entorno real poner objetos virtuales como pasaba con la realidad aumentada pero ahora ya podemos interactuar con ellos”.

La mezcla de todas estas (virtual, aumentada y mixta) da vida a la realidad extendida. Entre los expertos, sin embargo, aún no hay un consenso sobre cuándo se generalizará el uso de estas tres técnicas inmersivas. De acuerdo con Raconteur, algunos analistas hablan de que esto ya ha ocurrido, mientras que otros argumentan que su uso masivo llegará en la próxima década. Un grupo reducido considera que ello nunca ocurrirá.

“Se han puesto unas expectativas de que esto iba a ser una revolución, pero se necesita todavía un proceso de maduración”, argumenta Laforga. En España, en los dos últimos años, los negocios alrededor de la realidad extendida han crecido un 86,6%, según el Informe XR de 2018, elaborado por The App Date, Oarsis y Fundación Telefónica. El actual objetivo de los participantes de esta industria está relacionado con el desarrollo de unas gafas más discretas, pequeñas e independientes, pero también con el abaratamiento de costes y un mayor desarrollo de ‘software’. “Esta tecnología está llamada a sustituir a los teléfonos móviles”, concluye el experto de Isostopy.

Otras historias interesantes