Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Hipotecas Act. 14 jun 2018

¿Qué es una hipoteca puente?

recurso HIPOTECA, VIVIENDA, CASA, COMPRAR, VENDER, INMOBILIARIO, HOGAR, ALQUILER, ECONOMÍA, BBVA, Incentivos estatales para comprar viviendas, Mivivienda, ExpoMivivienda, BBVA Continental

La hipoteca puente consiste en un préstamo que aúna las dos hipotecas (la de la vivienda antigua y la de la nueva) hasta que se venda la primera casa. Así, el hipotecado paga una sola cuota en vez de dos hipotecas distintas y asume el compromiso de vender la vivienda antigua en un plazo de entre dos y cinco años, según condiciones.

Hay quien quiere vender su casa para comprar otra pero todavía no ha terminado de pagar la hipoteca. En este caso, existe la posibilidad de conseguir un préstamo que permita adquirir la nueva vivienda antes de vender la otra. Hablamos de la hipoteca puente, una alternativa que merece la pena considerar.

Las necesidades en relación con el hogar en el que vivimos cambian al igual que nuestras circunstancias. Familias que crecen, cambios de ciudad o trabajadores que buscan una vivienda mejor. Son muchas las personas que quieren comprar una nueva casa cuando todavía están pagando la hipoteca de la anterior. A pesar de los gastos que supone la venta de una vivienda, la idea no es un imposible; existe la posibilidad de la hipoteca puente, el préstamo que permite adquirir una nueva casa o piso cuando todavía se está pagando el préstamo de la vivienda actual, que a su vez se quiere vender.

Tal y como se ha mencionado con anterioridad, la entidad bancaria concede un préstamo hipotecario unificado hasta que se venda la primera vivienda. El cliente tiene un plazo de entre dos y cinco años para realizar la transacción. La cuota a la que se hace frente durante los años previos a esta venta puede ser de tres tipos:

Juega con el simulador de subrogación de hipoteca

  • Cuota con carencia de capital: solo se hace frente al interés del préstamo, por lo que no se amortiza capital pendiente de devolución, aunque su coste es inferior al de una cuota normal.
  • Cuota especial reducida: el importe de la cuota es algo inferior a las cuestas posteriores a la venta de la vivienda aunque la mayoría del dinero invertido irá destinado a pagar intereses.
  • Cuota normal: se amortiza capital e interés a su ritmo normal.

Sea cual sea el tipo de cuota escogida durante este periodo de tiempo, una vez vendida la casa antigua, se formaliza una hipoteca convencional para el nuevo inmueble.

Comodidad, flexibilidad y tiempo son las principales ventajas de la hipoteca puente. Y es que este préstamos proporciona más tiempo para vender la vivienda antigua, haciendo el proceso más cómodo y flexible.

Otras historias interesantes