Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Qué son los mercados Over The Counter (OTC)

Los mercados over the counter (OTC) son mercados extrabursátiles donde se negocian distintos instrumentos financieros (bonos, acciones, swaps, divisas…) directamente entre dos partes. Para ello se utilizan los contratos OTC, en los que las partes acuerdan la forma de liquidación de un instrumento.

Los contratos OTC pueden formalizarse entre un banco de inversión y un cliente (normalmente una empresa que necesita financiación) o entre entidades financieras. Los derivados OTC negociados entre entidades financieras suelen tomar como marco las cláusulas del “International Swaps and Derivatives Association“. Estos mercados no son para el público general ni para inversores minoritarios.

Se trata de mercados innovadores, debido a la libertad de negociación (falta de normalización) y la especificidad de los productos que se negocian. Muchos de estos productos acaban incorporados a los mercados cotizados debido a que alcanzan madurez y se normalizan, aunque no ocurre con todos. Estos mercados tienen más riesgos que los mercados tradicionales, dado que al riesgo de mercado hay que añadir el riesgo de contrapartida, que es mayor que en los mercados regulados, pues no existe cámara de compensación.

Características de los mercados OTC

Con frecuencia se asimila el mercado OTC con un mercado bilateral, aunque se pueden distinguir dos alternativas:

  • Negociación bilateral: donde creadores de mercado (dealers) hacen públicos precios de compra y venta vía teléfono o pantallas, y todas las operaciones se ejecutan contra su cuenta propia (principal).
  • Negociación multilateral: en la que existe una pantalla operada por uno o varios intermediarios (broker) y las operaciones se ejecutan entre terceros sin que el intermediario sea contrapartida (agency).

La tendencia del mercado OTC es negociar un mayor número de operaciones en sistemas electrónicos quedando la negociación telefónica para contratos más complejos y con menor grado de estandarización. En Europa, de acuerdo con el informe de ICAP, el 80% de la negociación de CDS sobre índices y el 50% de los CDS sobre una entidad (single name) se realiza de forma electrónica.

Regulación

Una de las primeras características que nos vienen a la mente de los mercados OTC es la correspondiente a los mercados no regulados, expresión que suele también usarse para referirse a estos mercados. Pero hay que tener en cuenta que, aunque la actividad en estos mercados no esta supervisada, sí lo están los mayores operadores (entidades de crédito), excepto los Hedge Funds. Por tanto, los supervisores bancarios tienen acceso a las operaciones que los supervisados realizan.

En España, la Ley 47/2007, de 19 de diciembre, por la que se modifica la Ley 24/1988, de 28 de julio, del Mercado de Valores incluye una novedad muy significativa relacionada con la transparencia de las operaciones en instrumentos financieros OTC.

El nuevo artículo 59 bis de la Ley 24/1988 establece que las empresas de servicios de inversión y entidades de crédito que ejecuten operaciones sobre instrumentos financieros deberán comunicarlas a la CNMV, a más tardar, al finalizar el siguiente día hábil a su ejecución. La definición de instrumento financiero del artículo 2 de la Ley 24/1988 recoge la práctica totalidad del mapa de derivados y subyacentes conocidos hasta la fecha, ya se trate de contratos a plazo forward, opciones, o swaps, sobre cualquier tipo de subyacente (acciones e índices, bonos, divisas, tipos de interés, materias primas, variables climáticas o riesgo de crédito como los CDS).

Incluye, por tanto, la totalidad de instrumentos financieros previstos en la sección C del Anexo I de la MiFID, con independencia de si negocian en un mercado regulado o no (OTC) y sin delimitar tampoco ésta circunstancia al subyacente del contrato. Las operaciones deberán remitirse, desde enero de 2009, utilizando los 23 campos predefinidos en el Reglamento (CE) 1287/2006 a los que se añaden la identificación de las contrapartes (con nombre, apellidos y NIF/CIF).

La ley Española ha sido ambiciosa y amplia enormemente las competencias de la CNMV, dotándola de los datos necesarios para realizar análisis de riesgos casi en tiempo real, lo que no está claro es si la CNMV tienen los instrumentos necesarios y los recursos humanos para realizar la explotación de estos datos, debido fundamentalmente a la falta de estandarización de estas operaciones.

Tamaño de los OTC y participantes

El tamaño del segmento de mercados OTC es varias veces mayor que el de los mercados regulados, especialmente en los contratos de tipos de interés y de divisas. Según un estudio de ICAP, estima que cada día se producen 2 millones de transacciones en los mercados OTC por un nominal de 5 billones de dólares. Esto daría una operación media teórica de unos 2,5 millones de dólares lo que supondría la participación exclusiva de mayoristas en el mercado. El carácter interbancario de los mercados OTC hace que los swaps sobre tipos de interés sean el contrato más negociado y el de mayor volumen pendiente de vencimiento (50% del total).

Un ejemplo

Un banco de inversión tienen una parte muy importante de sus inversiones a interés variable y teme que la bajada de tipos de interés afecte a su rentabilidad. Para solucionar el problema, un broker del banco acuerda con otro de un banco inglés que tiene muchas inversiones en renta fija de alta calidad un contrato de swap de 100 millones por un periodo de 10 años, de forma que ambas entidades intercambian los beneficios sobre sus productos, uno aprovecha los tipos de interés más altos de las inversiones de interés variable y el otro se protege de las caídas de interés por la rentabilidad estable de la renta fija.

¿Qué son operaciones Over The Counter (OTC)?

Operaciones OTC son aquellas que se realizan a medida de las partes. En contraste con las operaciones a las que nosotros como pequeños inversores podemos hacer, una operación OTC se negocian las condiciones bilateralmente mientras que un pequeño inversor tiene que conformarse con la situación tal como está.

¿Qué es un swap?

Un swap es un tipo de derivado financiero. Los derivados financieros son productos financieros cuyo valor depende del valor de otro, de ahí su nombre. Estos derivados se materializan en contratos que tendrán un efecto u otro dependiendo de lo que suceda con el valor del que derivan.

Otras historias interesantes