Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Coronavirus 02 abr 2020

Recep Bastug (Garanti BBVA) analiza los efectos del coronavirus en la economía y la banca durante el ‘CEO Club Summit’

Organizado por las revistas económicas Capital y Ekonomist, el CEO Club Summit es el punto de encuentro empresarial más reconocido de Turquía. Debido al COVID-19 se ha celebrado por primera vez de manera virtual y en él ha participado Recep Bastug, CEO de BBVA Garanti.

El ejecutivo, junto a otros expertos, analizó los efectos económicos de la epidemia del coronavirus y también comentó algunas de las medidas y acciones tomadas por Garanti BBVA. Según Bastug, “debemos evitar las acciones a corto plazo que se toman bajo los efectos del pánico y gestionar la situación con calma. Debemos reducir los costes y centrarnos en la productividad, pero durante todo el proceso, lo más importante son las vidas humanas”.

En situaciones como la actual, los servicios financieros son una piedra angular para ayudar a las comunidades y la sociedad en general. Y ante las recomendaciones de las autoridades de evitar las visitas a las sucursales bancarias, Recep Bastug recordó que Garanti BBVA lleva años realizando importantes inversiones en canales digitales para estar más cerca de los clientes. En ese sentido, el 99% de los servicios no financieros se ofrecen ya a través de canales digitales, lo que resulta relevante en un período de epidemia como el actual.

Recep Bastug también se refirió a las medidas tomadas para que los clientes se queden en casa y puedan realizar sus transacciones sin tener que acudir a las sucursales, señalando que el número de clientes que utilizan las sucursales se ha reducido en un 50% durante este período y que el uso de los canales digitales se ha incrementado en el mismo porcentaje.

El plan de acciones de Garanti BBVA forma parte del conjunto de medidas de BBVA en todo el mundo. Así, Garanti BBVA se ha beneficiado de la experiencia del Grupo y ha tomado medidas con más celeridad que el resto de los bancos del país. Bastug indicó que gran parte de los trabajadores de las sucursales han empezado a trabajar desde casa y que no hay ningún problema respecto a la continuidad de las operaciones. “Nuestro objetivo es incrementar aún más el número de empleados que trabajan desde casa. Durante este período nuestros clientes son más importantes que cualquier servicio. El sector bancario turco ha sabido superar pruebas muy difíciles y también sabrá hacerlo esta vez”.

Otras historias interesantes