Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Finanzas personales 10 may 2017

Renta 2016: así funcionan los intentos de fraude en la campaña del IRPF

Al margen de los contribuyentes que se preocupan por cumplir con sus obligaciones fiscales y realizan durante estos meses su declaración de la Renta, hay quienes quieren hacer su agosto particular a costa de la campaña. Uno de los métodos fraudulentos más extendidos busca suplantar la identidad de la Agencia Tributaria para estafar a los declarantes a través de internet.

‘Phising’ o estafa por correo electrónico

Un email, que supuestamente procede de Hacienda, aparece en la bandeja de entrada e informa de un supuesto reembolso de impuestos. Es decir, el cebo que utilizan este tipo de organizaciones para captar incautos es una devolución ficticia derivada de la declaración de la Renta. Se trata de envíos masivos de correos que intentan suplantar la identidad e imagen de la Agencia Tributaria, o bien la de sus directivos.

Este intento de estafa, conocido como ‘phishing’, suele señalar una incidencia: la imposibilidad de enviar esa inexistente devolución de impuestos en la que el destinatario del correo saldría beneficiado. Para poder disponer de ese dinero, que supuestamente corresponde al contribuyente, se facilita un enlace para descargar un formulario y solicitar dicho reembolso.

En realidad, el enlace dirige a una página web -similar a la de la Agencia Tributaria y en las que se imita incluso sus logotipos- donde se piden todos los datos personales y bancarios: desde el DNI hasta el número de tarjeta de crédito, su caducidad, PIN o código de seguridad. Estas informaciones permitirían a los estafadores realizar cualquier tipo de compra online.

Mensajes SMS y servicios telefónicos no oficiales

El móvil también es una vía utilizada para sacar provecho económico en este contexto. Hacienda ha detectado el envío a los contribuyentes de mensajes de texto (SMS) que redireccionan sus llamadas hacia la Agencia Tributaria para solicitar servicios como el borrador de Renta y su confirmación, aplicando, eso sí, una abultada tarifa.

Por otro lado, determinados números de teléfono no oficiales ofrecen la posibilidad de concertar cita previa para la confección de declaraciones. Estas llamadas, según la AEAT, suponen elevados costes para los usuarios y las citas podrían no ser válidas.

‘Apps’ falsas

También proliferan algunas aplicaciones fraudulentas en determinados markets para smartphones, ofreciendo servicios en nombre del organismo tributario. Las oficiales, con descarga gratuita, se encuentran exclusivamente en la tienda principal de aplicaciones de cada sistema operativo.

Otras historias interesantes