Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Eventos 14 jun 2019

Revolution banking: Una mirada abierta a los retos tecnológicos del sector bancario

El evento Revolution Banking ha puesto de relieve la gran cantidad de desafíos y oportunidades que la digitalización supone para la banca. El open banking, el ‘cloud’, la gestión de datos y la ciberseguridad han sido los temas estrella.

Con una transformación que devora tecnologías casi por segundos, el sector bancario ha encontrado en la digitalización tanto una aliada como un reto constante. Eventos como Revolution Banking intentan esclarecer cómo afrontar este desafío. De la mano de grandes expertos, la incertidumbre da paso a cierta claridad sobre cómo trabajar con la innovación. Es lo que ocurre con el open banking. Tal y como ha explicado Ricardo Segoviano, responsable de BBVA Open Platform en España, las APIs  junto con una adopción temprana de las herramientas son indispensables para el futuro del sector financiero. “Realizamos numerosas pruebas de concepto para ver cómo trabajar con las ‘fintech ‘y saber de primera mano cómo encajarlas en el ecosistema”, ha razonado.

Precisamente, la cooperación es una tendencia en la que han coincidido la mayoría de profesionales. Cada vez resulta más complicado hacerse cargo al 100% de todos los servicios y productos que pueden ofrecerse a los clientes. La incorporación masiva de tecnología ha facilitado la llegada de más y más competidores al sector y, en palabras del propio Segoviano, nadie tiene la capacidad de hacer todo bien. “Tenemos la necesidad de cooperar, cocrear y coinventar. Para llegar al valor agregado que deseamos en los nuevos modelos de negocio, tenemos que sumar a diferentes jugadores”, ha añadido como uno de los elementos centrales de la banca abierta, que el BBVA lleva años potenciando.

Otra de las obsesiones es la gestión de los datos. Ante el mantra instalado de que son el nuevo petróleo, los bancos los miran como uno de los ejes indispensables para mejorar su trabajo. Miguel Ángel de la Hoz, responsable de producto en Client Solutions de BBVA, ha sido tajante en su consideración ante esta realidad: “El dato interno es insuficiente para evolucionar. Hay que añadir algo más, como puede ser el dato geográfico”. Esta obsesión por extraer todo el jugo posible a la información, siempre contando con el consentimiento del cliente, tiene una relación directa con el servicio que ofrecen los bancos. “El contexto aporta más valor. No es lo mismo conocer que una persona compre siempre en su centro de trabajo o en casa. Tampoco es lo mismo la hora a la que lo haga”, ha matizado De la Hoz.

Aunque parezcan lejanos, el ‘cloud computing y el uso de los datos guardan una relación muy estrecha. Fernando García, responsable de Proyectos Avanzados de BBVA, ha asegurado durante el evento que, gracias a una correcta explotación, es más fácil conocer el comportamiento de los clientes. “Y gracias a la nube, podemos aplicar inteligencia artificial, ofrecer mejores productos o adecuar los precios de nuestros servicios”, ha concluido. Una afirmación que ha llegado en mitad de un debate sobre si ha llegado el momento de migrar las compañías bancarias. La opinión de García ha sido completamente clara: “En el caso de las organizaciones más tradicionales, será algo gradual, que llevará tiempo y convivirá con un modelo híbrido”.

revolution_banking_recurso_bbva

Eduardo Lorente, de VASS; Ricardo Segoviano, Head of BBVA Open Platform Spain; José Manuel Saco, de Liberbank Digital; Ángel Salamanca, de Innovación Santander España; y Jan Thomas, de Deposit Solutions; en el evento Revolution Banking

La inseguridad no cabe en el sector bancario

Ante tanto dominio digital, la ciberseguridad forma parte de las áreas centrales de cualquier banco. Con una regulación estricta y el manejo de información más que sensible, no caben medias tintas contra los cibercriminales. Javier Sanz, responsable global de Platform Protection de BBVA, ha argumentado que no existe posibilidad alguna de que un banco no sea seguro. “Tanto en la web como en cualquier otro proceso digital”, ha zanjado. El problema es que esta realidad guarda una estrecha relación con el talento. O más bien la falta de él. Sanz ha expuesto la dificultad de encontrar a la gente adecuada para encargarse, por ejemplo, de la seguridad en la nube. “Nuestros equipos de trabajo están más que preparados, pero cuesta acceder a estos perfiles complejos”.

Si contar con las personas adecuadas resulta esencial, los métodos de trabajo han adquirido una importancia indispensable. Es el caso de nuevas metodologías como ‘agile’, en las que el BBVA cuenta con una gran experiencia. En formato de taller, los asistentes al Revolution Banking han conocido de primera mano en qué consiste el ‘agile coach’, una de las gran innovaciones laborales del BBVA. Por el evento han desfilado decenas de expertos para arrojar luz sobre la digitalización. Han brindado una mirada abierta al futuro del sector bancario que, pese a los retos y oportunidades de esta transformación, es más de presente que de un muy largo plazo.

Otras historias interesantes