Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Sostenibilidad 18 jul 2018

"El rol de la banca debe ser clave en la legislación para promover las finanzas sostenibles"

La Unión Europea continúa redoblando su apuesta por las finanzas sostenibles y dentro de su estrategia, el Parlamento Europeo convocó la pasada semana a un foro de debate a algunos de los principales actores del mundo financiero entre los que estuvo presente BBVA a través de Antoni Ballabriga, Global Head of Responsible Business del banco.

El evento, que tuvo lugar el pasado 11 de julio en Bruselas, estuvo organizado por el European Parliamentary Financial Services Forum (EPFSF), un foro del que BBVA European Public Affairs es miembro en representación del Grupo BBVA. Este foro reúne periódicamente a representantes de la industria financiera europea con europarlamentarios con el fin de debatir sobre los temas de mayor actualidad regulatoria en materia de servicios financieros.

En su intervención, Antoni Ballabriga destacó a la banca como fuente principal de financiación de la economía europea y abogó por que el rol fundamental que ejerce en la promoción de las finanzas sostenibles, cuente con su correspondiente reflejo dentro de la legislación europea en curso.

La conferencia, moderada por la eurodiputada británica Molly Scott Cato, contó también con la participación de representantes de otras entidades del mundo financiero (HSBC, Luxembourg Stock Exchange, Amundi, UBS, Union Asset Management Holding, London Stock Exchange e Insurance Europe), así como de los usuarios de servicios financieros (Finance Watch), y de la Comisión Europea (Barbara Gabor, DG FISMA).

Durante su intervención, Ballabriga insistió en la importancia de que las propuestas legislativas en desarrollo aseguren una visión holística de las finanzas sostenibles. Asimismo, el director global de Negocio Responsable de BBVA lamentó que la propuesta de Reglamento para el establecimiento de una taxonomía común europea se refiera a ‘sustainable investment’, en lugar de apostar por un término más amplio como el de ‘sustainable finance’ que serviría para dar cabida a un abanico más extenso de actividades, incluido el ‘lending’. En su opinión, la sostenibilidad en la industria financiera debería abarcar tanto los aspectos medioambientales, como los sociales y los relacionados con la gobernanza (ESG). “La normativa en curso propone retrasar la inclusión de los aspectos sociales a finales de 2021. No podemos esperar tanto. Necesitamos la adopción de un enfoque más holístico desde el principio”, concluyó Ballabriga.

BBVA Bancomer Objetivos Desarrollo Sostenible

Por otra parte, el encuentro resultó una excelente oportunidad para transmitir al regulador europeo la convicción de BBVA de que la educación financiera aporta un valor incalculable a la sociedad. No sólo fomenta comportamientos responsables por parte de los individuos a la hora de gestionar sus finanzas, pero además aporta las bases necesarias para valorar los riesgos inherentes a los productos financieros que contratan, promueve el ahorro y refuerza la estabilidad del sistema financiero.

En esta línea, Antoni Ballabriga señaló la educación financiera como una herramienta clave para la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) e invitó a la Comisión Europea a incluir este componente en su Plan de Acción para la financiación del crecimiento sostenible, así como en el marco de la Unión de los Mercados de Capitales (CMU).

La educación financiera es una herramienta clave para la implementación de los ODS

A la hora de tratar los incentivos necesarios para la transición a una economía baja en carbono, los participantes abundaron en la idea de que la introducción eventual de un ‘green supporting factor’ debería hacerse de forma secuencial, dando prioridad a la definición de una taxonomía común y, en cualquier caso, basándose siempre en datos y en análisis empíricos que justifiquen la aplicación de dicho factor desde un punto de vista de riesgos. Por el contrario, la posibilidad de apostar por la opción de un ‘brown penalising factor’ no contó con el respaldo de los asistentes.

El director de Negocio Responsable de BBVA abogó por el establecimiento de una política consistente y recordó que muchas de las industrias consideradas ‘brown’ continúan recibiendo subsidios. Además, Ballabriga añadió que, según el Escenario 450, la energía europea seguirá dependiendo al 60% de combustibles fósiles en 2050, lo que, en su juicio, justifica que se deba trabajar en marcos regulatorios que, en lugar de penalizar las inversiones en estos sectores, permitan a los actores financieros acompañar a sus clientes en la transición hacia modelos de negocio compatibles con los retos climáticos.

Otras historias interesantes