Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ciencia y tecnología 15 may 2018

Seis pasos para comprar por internet y no morir en el intento

El Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información tiene por objeto aumentar la sensibilización sobre las posibilidades que el uso de internet puede ofrecer a la sociedad y a la economía en general, así como sobre las posibilidades de reducir la brecha digital.

El 17 de mayo se celebra el Día Mundial del Internet, fecha que según la ONU permite festejar los logros y alcances de esta red que ha cambiado la forma de vivir de los seres humanos. Y si hay un sector de la economía que ha visto cambios fundamentales en su desarrollo gracias a este invento, ese es el comercio. Las ventas ‘online’ tienen sus primeros antecedentes desde la década de los 80 cuando la agencia de turismo Thompson Holidays puso en línea el primer catálogo de destinos de la historia. Hoy, con el reciente anuncio de Amazon de hacer entregas de mercancías con drones, se ve la evolución.

Tanto así, que hoy casi 40 años después, el comercio en línea es pan de cada día, incluso hasta el mismo pan se puede adquirir fresco, caliente y a tiempo a través de la red. Pero para llegar hasta aquí, el comercio electrónico tuvo que pasar por grandes dificultades, muchas de ellas incluso hoy día no se superan, por lo cual los usuarios de estos servicios deben prepararse en todo momento.

Seis pasos para comprar por internet y no morir en el intento

Las ventas 'online' tienen sus primeros antecedentes desde la década de los 80 cuando la agencia de turismo Thompson Holidays puso en línea el primer catálogo de destinos de la historia.

El mundo en seis pasos

Primero que todo, entender que el comercio electrónico es el resultado de las alianzas entre las empresas prestadoras de servicios de internet  —que pasaron de ofrecer conexiones vía telefónica, lentas y limitadas, a poner a disposición de todo el mundo accesos ilimitados, rápidos y robustos a través de la fibra óptica y del satélite—, de las entidades financieras —que en los últimos años han digitalizado todos sus servicios— y de las empresas de correo, que han optimizado sus prestaciones logísticas para permitir que una compra llegue desde su lugar de destino a las manos de los clientes sin importar las distancias.

Segundo, quien ya decidió a entrar en el mundo del ‘e-commerce’ debe tener claro qué quiere comprar y en dónde lo quiere hacer. Identificar el mejor precio y el sitio que le ofrezca la mejor garantía de cambio de mercancías, devolución de dinero y de seguro por pérdida o daño durante el transporte. Sitios como Alibaba, Amazon, Ebay, Mercado Libre y OLX entre otros, ofrecen diferentes seguros para estos riesgos.

En tercer lugar, es importante tener en cuenta que se debe evitar en lo posible hacer transacciones en equipos de uso público como café internet, zonas comunitarias de hoteles, bares, aeropuertos o bibliotecas ya que son los sitios en donde los ‘hackers’ acostumbran a poner dispositivos para rastrear todo tipo de operaciones financieras. Igualmente se debe tener mucho cuidado al conectarse a redes wifi públicas o de uso común.

Como cuarto punto, al estar en casa con una red segura y en un equipo de uso personal o familiar, el cual se debe mantener actualizado y con sus antivirus activos, identificar la página en donde se va a hacer la transacción: revisar que en el navegador estén las letras HTTPS, la S es la señal de que es un sitio seguro y que además esté al inicio de la dirección IP un candado verde.

La quinta recomendación es que al momento de rellenar el formulario de confirmación de la compra, lo único que deben pedir son los datos de la tarjeta de crédito: número, nombre del titular, número de cuotas, fecha de vencimiento y número de seguridad (CVV). Además, en otro aparte le pedirán los datos de entrega, que puede ser la dirección personal o en caso de poseer un casillero virtual, los datos del mismo.

El sexto paso a tener en cuenta para que sentarse a esperar tranquilo la compra es revisar que todos los cargos girados a la tarjeta que se usó son conocidos y se tienen controlados. Si alguno resulta sospechoso, se debe poner en contacto con el banco, pues quizás se haya sido víctima de un robo de identidad o de un fraude.

Previendo estos riesgos, BBVA Colombia ha puesto al servicio de sus clientes la tarjeta virtual, un modo de pago con número propio e independiente del plástico original, CVV y fecha de vencimiento que no genera endeudamientos adicionales y a la que se puede asignar cualquier monto.

Así que siguiendo estas recomendaciones se puede disfrutar del Día Mundial del Internet usando los cientos de canales que esta red ofrece para hacer compras ‘online’, especialmente ofertas que con seguridad los portales reconocidos y seguros tendrán disponibles para los usuarios con motivo de esta celebración.

Otras historias interesantes