Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Finanzas personales 28 ago 2019

Sepa cómo detectar a tiempo un correo fraudulento

Los correos fraudulentos son una nueva modalidad de robo electrónico. Consiste en que un estafador suplanta la identidad de una compañía o particular a través de un correo, con el fin de que el receptor haga ‘clic’ en un enlace y brinde sus datos personales y/o bancarios.

Los mensajes de estos correos pueden provenir de diferentes fuentes como plataformas de pago, almacenes de cadena, agencias gubernamentales e incluso entidades bancarias.

Para evitar ser víctima de este fraude es conveniente tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Como regla general no responda a correos que pidan datos o claves de cuentas bancarias ni de tarjetas. El banco no pedirá datos por un canal diferente a la página web o banca móvil.
  • El correo del remitente debe tener el dominio de bbva.com, los errores ortográficos tanto en el asunto como en el cuerpo del texto son claves para reconocer el correo fraudulento y los caracteres extraños también son muy comunes en el contenido del ‘email’, por ejemplo, www.bb-va.informaci%n.com.
  • La reactivación o activación de cuenta ‘por seguridad’ o la información de carácter urgente y los correos de concursos son comunes formas de adquirir los datos de las víctimas, las entidades en algunas ocasiones envían códigos promocionales para disfrutar de ofertas pero no piden información personal.
vishing bbva movil app banco estafa phishing recurso

Los mensajes de estos correos fraudulentos pueden provenir de cuentas falsas, en las que suplantan a entidades bancarias.

Una vez se tienen claras las claves para detectar estos correos fraudulentos, se deben atender a estas medidas preventivas para evitar ser víctima de este robo electrónico:

  • Configurar las alertas en la banca móvil y/o en la página web. Así se le notificará en caso de cualquier movimiento inusual en las cuentas o tarjetas.
  • Crear una contraseña robusta que contenga mayúsculas, números y símbolos, no colocar datos que nos identifiquen como fechas de nacimiento, nombres ni apellidos y utilizar distintas contraseñas para cada servicio.
  • Si el correo lleva archivos adjuntos, nunca se deben abrir y se debe comunicar directamente con el banco.
  • Las páginas web seguras comienzan con https.
  • Bloquear al remitente, marcar el correo como spam o denunciar la suplantación de identidad son acciones que se pueden hacer para no caer en el fraude.

Otras historias interesantes