Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Vivienda 09 may 2018

Las socimis y los fondos de inversión, claves en el desarrollo del sector inmobiliario

casa-inversion-bbva

Expertos y profesionales del sector inmobiliario se dieron cita en la décima edición de la Jornada #Inmofondos2018, organizada por el grupo editorial CESINE, para analizar y reflexionar sobre el papel de los fondos de inversión y las socimis en la recuperación del mercado inmobiliario en España.

Estos dos actores están contribuyendo decisivamente a que el sector vuelva a cobrar fuerza y sea de especial interés para pequeños y grandes inversores. De hecho, “la inversión extranjera ha superado los 36.000 millones de euros en el último año, de los cuales 10.000 millones han correspondido al sector inmobiliario, y hay más de 50 socimis, actualmente, cotizando en Bolsa; una cifra que ha crecido y que demuestra el alto interés por el sector en España”, destacó el presidente de CESINE, José María Álvarez.

En concreto, las socimis han cobrado una especial importancia en los últimos años, integrando en sus carteras activos de diferentes tipos como logístico, oficinas o centros comerciales, pero su principal apuesta sigue siendo el mercado residencial, que ha obtenido un gran crecimiento, tal y como indicó la presidenta de Azora Gestión, Concha Osácar. “Una de las grandes virtudes de los fondos de inversión y de las socimis es que permiten crear plataformas que apuestan e invierten en pequeños activos como edificios u hoteles, provocando el interés de diferentes actores institucionales que van a permitir que haya un flujo del ciclo de consumo”, apuntó.

Las socimis se constituyeron basándose en el modelo de las REITS (Real Estate Investment Trust) de Estados Unidos, en el cual según la ley 11/2009, de 26 de octubre, que desarrolla el régimen de estas entidades se establece que son sociedades cuya actividad principal es la inversión, directa o indirecta, en activos inmobiliarios de naturaleza urbana para su alquiler. La creación de este modelo de entidad supuso una dinamización del sector de la construcción en España, lo que ha supuesto que “las cifras de inversión en el sector inmobiliario se hayan triplicado en los últimos años, aportando la misma cantidad al PIB del país”, aseguró el director de proyectos de Invest in Spain – ICEX, Jaime Montalvo, que añadió que “durante 2017 se produjo una inversión en España de entre 11.000 y 13.000 millones de euros”.

Varios de los ponentes participantes coincidieron en señalar la reactivación del mercado en España y cómo el sector suelo y residencial sigue siendo una gran apuesta para fondos de inversión, como Cerberus, Blackstone o Goldman Sachs, que tienen la posibilidad de comprar grandes carteras de activos procedentes de bancos, promotoras o instituciones. “El mercado inmobiliario no es el que más rentabilidad supone para las socimis y fondos de inversión, pero sí es el que más evolución y recorrido tiene. La cotización de estos activos, renta de propiedades o la venta de carteras puede suponer nuevas oportunidades de crecimiento y rentabilidad”, señaló Sergio Espadero, director de Advisory Services de Gesvalt.

La reactivación del suelo y la demanda de nuevas viviendas, factores clave

Según los datos oficiales del INE, el PIB creció un 3,1% en España durante 2017, sumando su cuarto año seguido de crecimiento. Esta cifra, junto a la bajada de la tasa de desempleo en 471.000 personas durante el último año, ha provocado que la economía española esté viviendo una recuperación más que notable que también tiene su reflejo en el sector inmobiliario. “Por razones demográficas y de crecimiento de empleo, hay una mayor demanda de viviendas que requiere la inversión de suelo edificable”, indicó el director de residencial de Azora, Javier Rodríguez Heredia, uno de los expertos que coincide en que el aumento de la demanda por parte de nuevos compradores de vivienda durante este año conllevará un aumento de los precios.

La recuperación, a su juicio, vendrá de la mano de la construcción de obra nueva y de un cambio de estrategia, ya que las nuevas generaciones están pasando del modelo de compra al de alquiler, concentrando un 72% de las operaciones entre los clientes de entre 25 y 35 años.

“El principal problema de España no es que no haya demanda, sino que no hay oferta. La oferta disponible no cubre, ni por calidad ni por cantidad, la demanda solicitada”, afirmó Javier Rodríguez Heredia.

Además, durante la jornada se puso de manifiesto que la actual falta de financiación de compra de suelo para las promotoras puede conllevar un apalancamiento de suelo a construir. Esta situación otorgará tanto a socimis como a fondos de inversión un papel clave para el desarrollo normalizado del sector inmobiliario y de construcción.

Otras historias interesantes