Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA world Act. 06 nov 2018

Sufrida victoria de Garbiñe frente a Giorgi en su debut en Wimbledon

La primera victoria de Garbiñe Muguruza en Wimbledon fue no sólo en el aspecto deportivo, sino también mental. La número dos del mundo se encontró a una rival, la italiana número 68 del mundo, Camila Giorgi, que peleó sin descanso cada bola. La número dos del mundo supo sufrir y trabajar en los momentos claves del partido para acabar logrando el pase a segunda ronda del torneo londinense en tres sets, 6-2, 5-7 y 6-4. Atrás quedan los fantasmas del debut.

La vigente campeona de Roland Garros comenzó tomando la iniciativa con sus golpes. Concentrada y ordenada sobre el verde de la Pista Central del All Enlgand Tennis Club, aprovechó los segundos servicios de su rival y su buen revés paralelo para lograr el primer break. Un inicio de partido en el que todo se decidió al resto, porque Giorgi también logró su primer juego rompiendo el servicio a la española.

Pegadora nata y un portento físico, la italiana se desplazaba también a una gran velocidad. Golpeando desde dentro de la pista dejaba sin tiempo de reacción a Garbiñe. Pero la número dos del mundo supo encontrar los recursos adecuados para salir de todas las situaciones complicadas.

El partido se convirtió no sólo en una exquisita batalla deportiva, sino también mental. Y en este aspecto se impuso Garbiñe para robarle de nuevo el servicio a la transalpina en la quinta bola de rotura y confirmar la ventaja con un juego en blanco con su servicio (3-1).

Sumó a continuación Camila Giorgi con su saque por primera vez. Pero Garbiñe mantuvo su táctica y concentración para someter a su rival a una gran presión, forzarla a cometer errores, sumar tres juegos consecutivos, con el tercer break incluido, y anotarse el primer set del partido en 40 minutos por 6-2.

Garbiñe Muguruza durante su debut en Wimbledon contra Camila Giorgi. Foto: EFE

La italiana, que había ganado dos de los tres enfrentamientos previos contra la española, debía ofrecer algo más para superar el tenis más elaborado de Garbiñe. Comenzó salvando dos puntos de rotura y una situación que le pudo haber puesto el partido cuesta arriba. Y a partir de entonces comenzó a crecer sobre la hierba de Wimbledon.

Tampoco cedería la segunda favorita del torneo londinense. Muguruza fue capaz de salir de un 0-30 para anotarse su primer juego del segundo set con su servicio. El mismo que la italiana aprovechó para generar tensión en su rival. Camila Giorgi encontró consistencia en sus primeros saques y creó inseguridad en el resto de Garbiñe.

La española también supo imponer la ley del saque cuando más lo necesitaba, aumentando su porcentaje de primeros para devolver a la realidad a la jugadora de Macerata. Pero ésta continuó dando pasos adelante, jugando su mejor tenis para ganar esta manga, 7-5, y llevar el partido al desempate en el tercer set.

Camila Giorgi ejecuta su servicio durante el partido contra Garbiñe Muguruza en Wimbledon. Foto: EFE

Garbiñe confirma con su fortaleza mental el pase a segunda ronda

Camila Giorgi volvió a aprovechar la pérdida de intensidad y concentración de su rival para anotarse su tercer juego consecutivo al inicio de la tercera manga. Pero Garbiñe continuó resistiendo. Esta vez reaccionó con saques directos en su servicio y manteniéndose mentalmente fuerte al resto para ganar la sexta bola de break a la italiana tras 10 minutos de intercambio de golpes en el tercer juego.

Después tomó ventaja en el marcador a base de esfuerzo y capacidad de sufrimiento, y se mostró providencial para mantenerse viva frente a la tenista italiana, que resistía salvando bolas de rotura. Garbiñe se vio obligada a sacar su mejor tenis en los minutos finales para cerrar el set, 6-4, y el partido tras dos horas y 34 minutos.

Trabajo, esfuerzo, carácter y una gran fortaleza mental. Las claves que han llevado a Garbiñe hasta la segunda ronda en Wimbledon, donde se enfrentará a Jana Cepelova, número 124 del ranking WTA. La eslovaca ganó en su debut a la colombiana Mariana Duque-Marino en dos sets, por un doble 7-5.

Otras historias interesantes