Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Deporte 22 may 2018

Taekwondista colombiana Honey Ospina, plata en Panamericano de Santos, Brasil

Honey Ospina es una taekwondista colombiana nacida en Bogotá y dedicada a la práctica de este deporte desde muy niña. Lo suyo es el oro y la plata y así lo ha demostrado en los diferentes torneos mundiales en los que ha estado en Italia, Turquía, Argentina, Irlanda y ahora en Brasil.

La taekwondista colombiana Honey Ospina fue medalla de plata en la modalidad figuras III Dan Cinturón Negro de la categoría mayores, en los XIV Panamericanos de Taekwondo de Brasil, llevados a cabo este fin de semana en Santos, localidad de Sao Paulo. La deportista bogotana, que es patrocinada por BBVA Colombia, llegó a la final luego de dejar por fuera a varias competidoras de su categoría, en la que estaban inscritas 26 taekowndistas de la región, junto a Argentina que se alzó con el oro y Paraguay que quedó tercera.

“Fue una competencia muy divertida, hubo muchas competidoras de todos los países de América, aunque el juzgamiento fue muy dudoso porque la mayoría de árbitros eran argentinos y uruguayos y el sistema era de banderines y no electrónico. Soy consciente que cometí un error de equilibrio, pero el tema de los regionalismos de los jueces creó muchos inconvenientes”, dijo vía electrónica la colombiana, que en octubre pasado alcanzó el oro en Dublín, Irlanda, en la Copa Mundial de ese país.

Al Panamericano de Brasil asistieron 10 selecciones nacionales del continente: Argentina, Paraguay, Chile, Bolivia, Estados Unidos, Colombia, Perú, Guatemala, Uruguay y Brasil y es la competencia previa a la copa Mightyfist en Buenos Aires, Argentina; en donde Ospina se alzó con el oro el año pasado y al que asistirá este 2018 para defender el título. “No obstante, me estoy preparando con todo para la Copa Mundial de Sídney, Australia que será en septiembre próximo”, recalcó.

La taekwondista colombiana, Honey Ospina, junto a las competidoras de Argentina y Paraguay, primera y tercera respectivamente.

En relación con su preparación, la campeona afirma que “el proceso de preparación lo estamos enfocando en pro de conseguir el objetivo principal que va mucho más allá de conseguir medallas; a lo que le apunto es a poder vencer la ansiedad que se apodera de todo mí ser ante la competencia”.

La deportista confiesa que antes de competir piensa: “Ya lo que fue, fue. Todo lo que he entrenado se verá reflejado en la participación de esos contados minutos, para mí son eternos antes del certamen. Al momento de entrar al ‘ring’ intento concentrarme solo en lo que los jueces quieren ver en mí, cambiar el chip radicalmente mostrándome como una persona tranquila, estable y seria y poder hacer las demostraciones de la mejor manera”.

Entre sus grandes sueños, está poder influir en los jóvenes de su generación. “Quiero por medio del taewkondo poder influir en los jóvenes de mi país, inculcándoles el amor al arte, al deporte en vez de estar buscando opciones que no son las más acertadas para un desempeño óptimo en la vida”, afirma. “Quiero lograr ser Gran Master y poder dejar mi país muy en alto en cada cosa que realice”.

Otras historias interesantes