Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Arquitectura 08 ago 2016

Turismo cultural: un negocio muy rentable

Casi 1.200 millones de personas —uno de cada siete habitantes del planeta— viajaron al extranjero en 2015. Y  el 37 % de estos turistas internacionales  eligieron sus vacaciones teniendo en cuenta la oferta cultural del país de destino: monumentos, museos, festivales y folclore compiten con el sol y la playa por un negocio que mueve miles de millones de dólares al año.

Europa ha sido tradicionalmente el principal destino mundial de turismo cultural. Desde los tiempos del Grand Tour que realizaban los aristócratas británicos en el siglo XVII, Francia, Italia, y posteriormente España y el propio Reino Unido concentran el interés de quienes buscan una experiencia cultural en sus viajes.

España y Francia, los más visitados de Europa

En 2015, más de 600 millones de turistas visitaron el viejo continente, donde generaron unos ingresos de 448.000 millones de dólares, según datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT). España, con 57.000 millones, y Francia (46.000 millones) son los países para los que este negocio resulta más rentable.

Y son también dos de los países que más se benefician del turismo cultural, que, de acuerdo con las estadísticas de la Comisión Europea, es el que mueve a cuatro de cada diez viajeros que cruzan las fronteras de la UE.

La Gioconda y la Venus de Milo en el Louvre, los frescos de la Capilla Sixtina, los mármoles del Partenón del Museo Británico o el Jardín de las Delicias y el Guernica en Madrid son algunas de las grandes obras de arte ante las que desfilan a diario a miles de turistas.

Y es que los grandes museos son, junto a los edificios históricos, el principal atractivo para el turismo cultural. Y Europa concentra 9 de los 20 más visitados del mundo, según el ranking de la Themed Entertainment Association.

El Louvre de París, con 8,7 millones de visitantes en 2015, encabeza una lista en la que también figuran el Museo Británico (en la quinta posición, con 6,8 millones de visitas), y los Museos Vaticanos (en la séptima, con 6 millones).

En España, dos museos madrileños lideran la clasificación: el Reina Sofía, con más de 3,2 millones de visitantes, y El Prado, con casi 2,7. La gran pinacoteca madrileña espera para 2016 un incremento superior al 10 % en sus visitas, en gran medida debido a la muestra conmemorativa del V Centenario de El Bosco. Casi  de 600.000 personas han contemplado esta exposición histórica patrocinada por la Fundación BBVA.

La Torre Eiffel, más valiosa que Apple

Las siluetas de la Torre Eiffel, la Torre de Londres o la Sagrada Familia de Barcelona se han convertido en un icono para las ciudades que las albergan y en un reclamo para el turismo. Y, como cualquier marca, estos monumentos tienen un valor económico que ha sido estimado por un estudio de la Cámara de Comercio de Monza y Brianza.

La Torre Eiffel, que anualmente atrae a más de seis millones de visitantes, se sitúa en lo más alto entre los edificios analizados, con un valor de 434.660 millones de euros. Una cifra nada desdeñable, si tenemos en cuenta que Apple —la marca más valiosa del mundo— ha sido tasada en poco más de 135.000 millones de euros en el ranking que elabora anualmente la revista estadounidense Forbes.

La investigación italiana calculó el valor monetario de los monumentos según su imagen, marca y cualidades estéticas, combinando los resultados de otros estudios y análisis estadísticos. Entre los diez parámetros de carácter económico y cultural contemplados figura la ubicación del edificio, su fama internacional,  el flujo de visitantes o el número de trabajos que crean tanto la edificación analizada como el turismo en el territorio en que se sitúa.

La basílica de la Sagrada Familia de Antoni Gaudí —el monumento más concurrido de Barcelona con más de tres millones de visitantes anuales—, tiene un “valor en reputación” de 90.366 millones.  Un poco menos que el Coliseo de Roma, valorado en 91.000 millones de euros. Las dos marcas superan el valor estimado por Forbes para Google (72.312,4 millones de euros).

Londres, la ciudad más popular

Aunque la Torre de Londres (70.500 millones de euros) no alcanza las cifras de la parisina, la capital británica es el destino más popular entre los turistas, según la encuesta anual de TripAdvisor y el ranking de MasterCard, que cifra en 18,82 millones el número de visitantes extranjeros durante el año 2015.

El Palacio de Buckingham, el Big Ben, la Tate Modern, la National Gallery  o los teatros del West End son algunos de los atractivos de una ciudad a la que el turismo cultural aporta casi 3.800 millones de euros anuales, de acuerdo con el informe The Value of Cultural Tourism to London. Elaborado en 2015 por encargo de la City, el estudio estima además que el turismo con motivos culturales genera más de 80.000 puestos de trabajo en Londres.

El impacto del Brexit es todavía una incógnita, pero los expertos advierten de que el 63 % de los turistas que visitaron el Reino Unido en 2014 procedía de países de la UE y afirman que el sector se ha visto beneficiado en los últimos años por la libertad de movimiento de bienes, servicios y personas.

Imagen Infografía BBVA: Valor del Turismo Cultural para Londres

Otros cuatro destinos culturales completan la lista de los cinco lugares preferidos por los viajeros: Estambul, con sus mezquitas y bazares,  la ciudad roja de Marrakech, la omnipresente París y la ciudad real de Angkor, en Camboya.

China y México, mercados en ascenso

América y Asia son las regiones que más han crecido en términos de turismo internacional. China, además de ser el mayor mercado emisor, es el cuarto país que más viajeros recibe, superado únicamente por Francia, Estados Unidos y España (datos de la OMT 2014).

Los museos chinos también gozan de buena salud: el Museo Nacional de China en Pekín es el segundo del mundo, con más de siete millones de visitantes en 2015, y el Museo de Ciencia y Tecnología de Shanghái se clasifica en novena posición del ranking mundial, con seis millones.

En América,  México se ha situado, junto a Estados Unidos, como uno de los diez destinos favoritos para los viajeros internacionales, con 32 millones de visitantes en 2015.

La tercera parte de estos turistas visitaron las zonas arqueológicas de un país que alberga algunas de las ruinas mayas más importantes del planeta, mientras que 7,3 millones de extranjeros asistieron al menos a un museo, según datos de la Secretaría de Turismo mexicana (Sectur).

Otras historias interesantes