Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cocina Act. 31 oct 2018

Una experiencia culinaria única en La Panadería de Pablo

La Panadería de Pablo, en la empedrada calle Defensa al 300, de fondo la cúpula de la Basílica de San Francisco, lugar histórico del barrio de Monserrat, a unas pocas cuadras de la Plaza de Mayo. Afuera mucho frío, pero adentro predominó la calidez del chef Pablo Massey para recibir a 20 afortunados del sorteo de FrancésGo que se inscribieron en la app de BBVA Francés y ganaron la posibilidad de conocer los secretos culinarios de uno de los mejores chef de la Argentina.

Pablo, muy tempranamente decidió construir su formación culinaria viajando y trabajando en Francia, España, Australia e Italia, siendo este último destino su experiencia definitoria. Comenzó lo que sería una colaboración de casi una década con Francis Mallmann, junto a quien estudió y trabajó en numerosos proyectos, entre ellos, la apertura y conducción de varios restaurantes, clases de cocina e incursiones televisivas.

“Moderno o clásico, rústico o refinado, Pablo ha hecho de su tabla y cebolla un lenguaje que reconocemos de una vez. Su impronta está dada por un bello camino que lo llevó a buscar inspiración y técnica por distintos lugares del mundo. Italia, Francia y España están presentes en sus cocidos. Pero sobre todo, tiene la magia de nuestra Argentina, iluminada por pampas y esteros, cordilleras y ríos, desiertos y alegrías”, así lo define Francis Mallman en el prólogo del libro ‘Pablo Massey, cocina sin excusas’.

El chef argentino Pablo Massey enseña sus secretos culinarios a clientes de BBVA Francés y no clientes del Banco inscritos a través de la app FrancésGo. - BBVA Francés

La Panadería de Pablo es un lugar real de comidas y una experiencia de sabor. Es una cita de todos los días para el desayuno, el almuerzo, el café y la cena. En la Panadería de Pablo se pueden comer carnes, pescados, pastas, pizzas, ensaladas, sándwiches frescos, tortillas y diferentes platos.

La experiencia única que vivieron los clientes BBVA Francés y también no clientes del banco inscriptos a través de la app FrancésGo, consistió en compartir una clase demostrativa y participativa en tres pasos: entrada, plato principal y postre, con el reconocido chef y su equipo.

Los clientes más desinhibidos se animaron rápidamente a sumergirse en la cocina y deleitaron al resto con el plato de entrada: blinis de salmón glavlax, queso Philadelphia y palta. Para el plato principal se anotaron los restantes clientes, quienes pusieron su toque de sabor a un cordero braceado con salteado de hongos frescos, tomates asados y papas en dos cocciones. Por último, los más dulceros, prepararon junto a Pablo un soufflé de dulce de leche con helado de banana.

Otras historias interesantes