Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tenis 01 oct 2016

Una luchadora Garbiñe Muguruza se mete en segunda ronda en Pekín

Prueba de fuego superada para Garbiñe Muguruza, que se deshizo de Irina-Camelia Begu en primera ronda del Abierto de China, 2-6, 6-2 y 6-3. La rumana, verdugo de la española en la última edición del Madrid Open, acabó cediendo ante una luchadora Garbiñe, que tras perder el primer set, se repuso a base de esfuerzo y mentalidad ganadora, para pasar a segunda ronda en Pekín, donde su único objetivo es defender la corona de campeona.

Comenzó bien Garbiñe moviéndose por el fondo de la pista, llevando incluso a Begu al extremo de tener que defender en el segundo juego dos bolas de rotura. Pero una serie de errores no forzados de la española dieron ventaja a la rumana con el primer break del partido.

Cierta precipitación para finalizar los intercambios de golpes sirvieron de ayuda a Irina-Camelia Begu para confirmar el break anterior y anotarse uno nuevo. A Garbiñe le fallaba la concentración en algunos momentos clave. Existía un abismo entre sus primeros y segundos servicios y la rumana los aprovechó para establecer una brecha que acabó siendo definitiva con el 2-6 en el primer set en 40 minutos de juego.

Muguruza no conseguía ser contundente con su tenis y la segunda manga no empezó todo lo bien que le habría gustado, a pesar de salvar un punto de break y ganar su primer servicio. La número 26 del mundo, que ya sabía lo que era ganar a la española esta temporada (en el Madrid Open), no parecía ceder ni un palmo de pista.

Hasta que en el cuarto juego, la segunda favorita del torneo aprovechó la tercera bola de break de la que dispuso en el partido para hacerse con el servicio de su rival. Tras volver a perder el suyo, Garbiñe metió la sexta velocidad, lo que sumado a varios errores no forzados de Begu, le llevaron a lograr dos roturas más consecutivas y anotarse el segundo parcial con un juego en blanco, también 6-2. Algo en la española había cambiado.

Y lo demostró en el tercer y definitivo set. La pupila de Sam Sumyk volvió a hacer gala de su mentalidad ganadora, y aunque la rumana intentó mantenerse con vida en el encuentro, los golpes de la española fueron contundentes. Hasta el cuarto juego todo fue muy igualado, pero Garbiñe Muguruza no estaba dispuesta a tirar la toalla después de ponerse un juego abajo.

Rompió el servicio de su rival para el 3-3 y con ocho puntos consecutivos, en dos juegos en blanco, sacó para ganar el set 6-3 y el partido, el que podría ser un nuevo punto de inflexión en su carrera. En segunda ronda la española se enfrentará a la kazaja Yulia Putintseva, que ganó su encuentro a la letona Jelena Ostapenko, 1-6, 6-3 y 5-7.

Otras historias interesantes