Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA Research: Uruguay deberá poner foco en las reformas estructurales

Ante un entorno global desfavorable que ha provocado una ralentización en la recuperación de la economía uruguaya, BBVA Research ha revisado a la baja sus previsiones de crecimiento hasta el 0,3% en 2019, -desde 0,8% anterior-, y el 1,2% en 2020 -antes 1,7%-. El gobierno resultante de las próximas elecciones, que se celebrarán el 24 de noviembre, deberá emprender las reformas necesarias para consolidar su situación fiscal.

En su informe Situación Uruguay segundo semestre 2019, BBVA Research señala que la actividad económica del país austral se desaceleró en la primera parte de este año, debido al estancamiento del consumo privado y a una caída de la inversión de 4,1% interanual. La demanda externa, por su parte, contribuyó positivamente al Producto Interno Bruto (PIB), gracias a la mejora de las exportaciones, en particular de la soja, que se recuperan tras la sequía de 2018.

En efecto, el sector agropecuario impulsó una mejora en la balanza comercial. Hasta agosto, se registró un incremento del volumen de exportaciones de 7,6%, impulsado por la ventas de productos primarios, que aumentaron en un 25,5%, en especial de soja y productos cárnicos, que ayudaron a revertir la caída de las exportaciones este año permitiendo un pequeño superávit.

Para el 2020 BBVA Research espera una recuperación de la inversión, en particular por los avances del proyecto de construcción de la tercera planta de celulosa en el país, UPM2. Sin embargo, el consumo privado se mantendrá estancado, dado los altos niveles de desempleo y el crecimiento acotado de los salarios reales. Además, la economía se verá impactada por el deterioro del entorno regional, que está afectando no solo el turismo sino otros sectores de la actividad económica.

Crecimiento del PIB Uruguay

Fuente: BBVA Research y BCU

Problemas para la consolidación fiscal

En relación con el tema fiscal, BBVA Research considera que la caída en la recaudación de impuestos afecta la estabilidad de las cuentas públicas, dado que el 70% de los ingresos del Gobierno provienen de la recaudación impositiva y esta ha caído en 0,5% en términos reales durante los primeros 9 meses del año, como resultado del bajo dinamismo de la actividad económica.

Además, el año electoral dificulta el recorte del gasto público y se han postergado reformas importantes que quedarán para la siguiente administración. “El gasto sigue pesando sobre las cuentas públicas: solo se ha logrado contener una parte del mismo, pero debido a que más del 50% del gasto primario se destina al pago de salarios y pasividades -que son inflexibles a la baja- solo una reforma estructural podría encausarlo y lograr cierta consolidación fiscal en un contexto de bajo crecimiento económico”, señala el informe.

El alto índice de inflación es uno de los mayores problemas que enfrenta el país y la expectativa es de que los precios sigan en aumento y se mantengan fuera del rango meta en 2020. BBVA Research ha elevado su previsión de inflación para 2019 a 8,5% y a 7,5% para 2020, bajo un escenario de continuidad de las políticas moderadamente contractivas y la estabilización de la volatilidad internacional.

Otras historias interesantes