Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 12 jul 2018

En vacaciones, enseña a los niños a manejar el dinero

Estos días en que los niños están en receso escolar por las vacaciones de invierno son un buen momento para enseñarles el valor del dinero, algo que les será útil para toda la vida, pues les ayudará al buen manejo de sus finanzas personales en la vida adulta.

¿A quién no le hubiese gustado que desde pequeño le hablaran sobre cómo administrar mejor el dinero? Los padres, familiares y tutores son los principales educadores cuando se trata de enseñar habilidades con componentes de educación financiera a los niños. Enseñar a los niños el valor del dinero de una forma práctica puede hacerse siguiendo estos tres sencillos consejos.

1. Paga semanal para que administren su dinero

El tema del dinero es algo que los niños escucharán dentro y fuera de la casa, en el colegio y en redes sociales. Los niños podrían interpretar incorrectamente el mensaje sobre el dinero si sus pares son su única fuente de información.

La paga semanal es una forma práctica de empezar a inculcar la responsabilidad en el manejo del efectivo. De esa forma aprenderán a administrar sus gastos con dicha paga. Es conveniente establecer una cuantía fija por semana. La cantidad de dinero que se les otorgue no será en función de lo que soliciten, sino de lo que los padres consideren apropiado. Claramente, un niño de 8 años no tendrá los mismos gastos que un adolescente de 15 años.

2. Aprender a Ahorrar

Como la educación financiera empieza en casa, una buena idea es fomentar desde las edades más tempranas la importancia que debe tener el ahorro y tratar de incorporarlo a la rutina del niño para crear este hábito.

Para iniciar con el hábito, lo más usual es comprarles una alcancía y ponerles el objetivo de llenarla para comprar algo. Esto les ayudará a entender que mientras más ahorren, más dinero tendrán.

Inculcar con el ejemplo es importante. Si los niños ven que sus padres ahorran en pequeños detalles serán capaces de incorporar el hábito con mayor facilidad. Dar un buen ejemplo es la mejor de las enseñanzas.

3. Pensar a largo plazo

Los deseos de los niños cambian constantemente. Hoy desean un juguete, mañana otro y así sucesivamente. Si se han acumulado muchas cosas en su lista de aspiraciones, conviene dividirlas según su prioridad. El niño podría, por ejemplo, marcar  en un cuaderno con un color el elemento que desea tener con más premura y en otro color el que puede obtener a un mayor plazo. Si es un juguete con costo elevado, se les sugiere que ahorren utilizando la alcancía.

¿Qué aprenderá? A desarrollar la habilidad de saber planificar y pensar bien las futuras compras.

BBVA es uno de los principales referentes globales en educación financiera. Desde el año 2014, BBVA Paraguay viene impulsando el programa ‘Adelante con tu futuro’, cuyo propósito es dotar a las personas de una formación financiera básica que les ayude a tomar mejores decisiones sobre sus finanzas.

Otras historias interesantes