Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

20N: SEPA cumple una nueva etapa en su evolución

Desde que arrancó la iniciativa de la Zona Única de Pagos en Europa, conocida bajo el acrónimo de SEPA, se han ido cumpliendo diferentes hitos. El 20 de noviembre será de nuevo un día importante a tener en cuenta en este proceso de adaptación a la nueva normativa de pagos en Europa.

Estamos viendo cambiar el mundo de los pagos de forma vertiginosa. En Europa, SEPA y todo lo que hay a su alrededor están siendo el motor del cambio. Su puesta en marcha supone un paso más en la integración económica y monetaria de Europa. Sin embargo, la implantación de esta iniciativa, tutelada por la Comisión Europea y el Sistema Europeo de Bancos Centrales con el objetivo de construir un Espacio Financiero Único, ha sido progresiva.

El 1 de febrero fue una fecha importante dado que desde entonces resulta requisito indispensable proporcionar un IBAN cuando realizamos adeudos o transferencias tanto entre clientes particulares como entre empresas.

Este próximo 20 de noviembre se cumplirá un nuevo hito, produciéndose cambios relevantes en la operativa SEPA, especialmente en adeudos. El equipo de Transaction Services Europe de BBVA lo explica con detalle en este boletín periódico que elabora para sus clientes. Estas son las principales novedades:

  • Mejora de los plazos de presentación de adeudos SEPA core: existirá un único plazo de presentación de adeudos SEPA Core, independientemente de su tipo (primero, recurrente, único…) y este será más corto.
  • Eliminación de la obligatoriedad de distinguir entre el primer adeudo y los siguientes (FRST/RCUR): esto es especialmente relevante si se giran adeudos sobre otros países y aplica tanto a adeudos Core como a adeudos B2B.
  • Simplificación de la indicación de cambio de cuenta del deudor: se utilizará el mismo procedimiento para indicar un cambio de cuenta dentro del mismo banco o entre entidades financieras.

Estas novedades son la antesala de la Nueva Directiva de Servicios de Pago (PSD2) que entrará en vigor en 2018. Hasta entonces aparecerán en el camino nuevos productos como los pagos inmediatos, nuevos servicios ofrecidos por o junto con terceros y nuevas posibilidades de cobrar y pagar a nuestros clientes y proveedores.

Otras historias interesantes