Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Pagos móviles 05 abr 2019

Cinco maneras de pagar alternativas al dinero en efectivo

La transformación digital y la consolidación de las nuevas tecnologías han hecho que actualmente, dispongamos de diferentes opciones alternativas al dinero en efectivo para realizar nuestros pagos, tanto ‘online’ como en comercios.

Al pensar en los medios de pago alternativos al efectivo, lo primero que nos viene a la cabeza son las tarjetas de crédito y débito. Esto no es de extrañar, ya que, según el Banco de España, las tarjetas se imponen como el principal medio de pago al por menor, no solo en nuestro país, sino en toda Europa, reemplazando y ganando terreno a las monedas y billetes, en especial entre los jóvenes.

No obstante, el desarrollo de las nuevas tecnologías y el auge del sector ‘fintech’ acercan a las sociedades a un futuro ‘cashless’ mediante nuevas soluciones más allá de las tarjetas. Tanto la industria financiera tradicional, como las grandes compañías tecnológicas y pequeñas ‘startups’ dedican grandes esfuerzos a investigar y a ofrecer nuevos sistemas de pago alternativos al efectivo más cómodos y adaptados a las nuevas necesidades de los usuarios. Estas son algunas de ellas:

1. Pagos móviles y ‘apps’

Es el sistema de pago que más impulso ha tomado en los últimos años, y que se ha extendido ampliamente en 2018. Según el estudio de PWC, ‘Consumer Insights Survey’ realizado en 2018, el 14% de los españoles ha utilizado el móvil en una compra a la semana. Hoy en día podemos encontrar varias opciones de pago a través del teléfono móvil. En este apartado, no podemos olvidar los monederos digitales de las diferentes entidades bancarias, entre las que destaca BBVA Wallet, que fue pionero en el contexto español. BBVA trabaja para que sus clientes tengan a su disposición todos los sistemas de pago de terceros más usados a nivel mundial, como Google Pay y Apple Pay.

Además, la entidad incorpora Bizum, que permite hacer transacciones instantáneas a través del móvil y tan solo conociendo el número de teléfono del destinatario. Los clientes de BBVA pueden utilizar Bizum tanto a través de la ‘app’ del banco, como a través de canales de mensajería mediante el servicio ‘Cashup, que facilita el envío de dinero a cualquier contacto de la agenda sin salir de la aplicación de mensajería instantánea (WhatsApp, Telegram, Hangouts o Messenger).

2. Pagos electrónicos

Compañías como Amazon, Google Pay, iTunes, y otro gran número de empresas, permiten e incorporan los sistemas de ‘Card on File’. Estos sistemas hacen que la web guarde los datos del usuario para realizar las compras mediante un clic, sin necesidad de rellenar los datos con cada compra.

A estas anteriores, añadimos los sistemas de PayPal e Iupay, que aparte de suponer un sistema de pago seguro y aceptado en numerosas webs, permiten el pago con un clic sin necesidad de estar dado de alta en la base de datos de la web donde vas a operar. Simplemente deberás tener una cuenta PayPal o Iupay.

3. ‘Wearables’ distintos al móvil

Entre ellos destacamos el desarrollo de ‘gadgets’ tecnológicos que incorporan sistemas de pago. Actualmente podemos encontrar pulseras deportivas, relojes, destacando el iWatch de Apple, anillos e incluso gafas de sol, como las desarrolladas por VISA.

4. Pagos biométricos

Se trata de un sistema de pagos mediante el cual el sistema al identificar el rostro del del cliente, realiza automáticamente el cargo en su tarjeta para hacer efectivo el pago. De esta manera, se convierte en toda una revolución en los pagos ya que acelera tanto el proceso de compra, como la realización del pedido. Asimismo, reduce la espera en colas o la necesidad de liberar las manos para encontrar la tarjeta o efectivo para pagar. Por ello no es de extrañar que las grandes empresas hayan abrazado esta nueva tecnología, como BBVA que ha comenzado a hacer pruebas con este nuevo modelo y ha implantado el sistema biométrico de pago en sus oficinas centrales.

5. Pagos por QR

Por último, cada vez es más popular la opción de pagar mediante las aplicaciones que permiten la lectura de códigos QR. Existen dos opciones: las ‘apps’ que permiten escanear un código QR generado por el comercio para efectuar el pago; o bien las ‘apps’ que generan su propio código QR para que éste sea leído por el comercio, como es el caso de Alipay.

Esta compañía, perteneciente a Ant Financial, es la principal plataforma de pagos en China. Desde junio de junio de 2017 BBVA es el banco de Alipay en España. Además, el año en 2018 la entidad desarrolló una plataforma tecnológica-bancaria que permite a El Corte Inglés, recibir pagos de turistas chinos que utilizan Alipay.

Como podemos ver, cada vez es más común el pago a través de canales y vías alternativas. No obstante, se trata de una materia que está en continuo estudio y evolución y que, a medida que se avance en la tecnología, se incorporarán nuevos e innovadores sistemas de pago. De hecho, Accenture muestra en su informe ‘Payment Predictions for 2019’ una serie de innovaciones que podrían ver la luz este y los siguientes años, como por ejemplo, las transferencias por ‘bitcoin’. Todas ellas enfocadas en favorecer al consumidor y hacer sus compras y transacciones más sencillas, rápidas y seguras.

Otras historias interesantes