Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tecnología 30 jun 2017

La aportación de la inteligencia artificial (IA) a la banca no ha hecho más que comenzar

La aplicación de inteligencia artificial no sólo es una realidad en la banca; según los expertos la va a cambiar por completo. Detrás de los chatbots, los robots asesores o el Robotic Process Automation se intuye ya la potencia transformadora de la inteligencia artificial.

Pongamos un ejemplo: los roboadvisors o robots asesores. Realizarán las mismas funciones que un asesor financiero tradicional, tratando de “ayudar a los usuarios a obtener felicidad financiera”, explica Neal Cross, director de Innovación en DBS Bank. Sin embargo, asegura, los robots no llegarán a sustituir a los humanos en esta tarea.

También es importante resaltar, como apunta Roman Stanek, fundador y director ejecutivo de GoodData, las ventajas que aportan los “robots financieros”, ya que a diferencia de los asesores tradicionales, no cobran comisiones. Ambos expertos participaron en MoneyConf 2017, celebrado en Madrid, con ponencias centradas en el tratamiento de la inteligencia artificial y sus aportaciones a los servicios financieros.

Otro de los nuevos protagonistas en la banca será el sistema Robotic Process Automation. “Automatizará muchas de las cosas que suceden en un banco”, afirma Cross. “Puede repetir muchas tareas y siempre las hace bien. Esto no solo tendrá un gran impacto en las finanzas, sino en todas las industrias”. Este modelo de inteligencia artificial será el que tendrá una aplicación más inminente en la banca.

Neal Cross durante el evento MoneyConf, que tuvo lugar en Madrid.

En cuanto a los servicios que se ofrecen al cliente, la revolución llega de la mano de los chatbots. Estos robots permiten simular una conversación con el usuario y, según Cross, se encargarán de multiplicar exponencialmente la funcionalidad de la banca móvil: “Si quieres saber, por ejemplo, cuánto has gastado en cafés en un mes, en el banco móvil puedes descargarte un excel y encontrar ese valor. Sin embargo, a un chatbot le puedes preguntar: ‘¿Cuánto he gastado en cafés este mes?’ Y te contestará”.

La inteligencia artificial también desarrollará nuevas funcionalidades en otros ámbitos que también preocupan a los bancos, como el blanqueo de dinero, el trabajo jurídico o legal o la detección del fraude.

En el trabajo legal este mecanismo ya existe en la actualidad. “Se cree que en torno a 100.000 puestos de trabajo del ámbito legal y cumplimiento desaparecerán en unos años”, explica Stanek. “Esto se debe a que es mucho más fácil para las máquinas escanear documentos y entenderlos que para los humanos”. Las máquinas absorberán los trabajos más mecánicos para que las personas puedan dedicarse a tareas más complejas.

La lucha contra el blanqueo de capitales es una de las áreas en las que “será imposible llevarla a cabo sin inteligencia artificial”. También la detección de movimientos económicos fraudulentos a través de tarjetas de crédito o transacciones se realizará de una forma más eficaz gracias a esta tecnología.

Máquinas inteligentes

En banca, la inteligencia artificial se utilizará también, por ejemplo, para eliminar la toma de decisiones y las tareas que nadie quiere realizar. Además, será muy útil para hacer procesos más rápido y de una forma más barata.

En la relación con los clientes, Neal Cross cree que “estamos mirando hacia el lado equivocado”. Asegura que los bancos deberían fijarse en sus usuarios, ya que “nuestros clientes cambiarán a través de la inteligencia artificial, y esto hará que nosotros tengamos que cambiar la forma en que operamos como banco”.

En un estudio llevado a cabo por la Universidad de Oxford se preguntó a expertos en inteligencia artificial sobre la probabilidad de que las máquinas fueran más inteligentes que los humanos. El resultado fue que el 50% de los entrevistados consideraron que dentro de 50 años las máquinas serán más inteligentes que los humanos, ya que tendrán capacidades para realizar exactamente lo mismo que hacen los humanos hoy en día.

Los sistemas inteligentes tomarán el 80% de los puestos de trabajo en los próximos diez años

Roman Stanek habla de “La regla 80/20 de la Inteligencia Artificial”. Esto supone que los sistemas inteligentes tomarán el 80% de los puestos de trabajo en los próximos diez años. “Solo el 20% del trabajo será realizado por personas, ya que se necesitará un conocimiento más profundo sobre determinadas materias”, afirmó.

Otras historias interesantes