Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

02 jul 2021

Menos plástico, una necesidad urgente para el medio ambiente

Mañana, sábado 3 de julio, es el Día Internacional Libre de Bolsas de Plásticos, un elemento que por ser tan práctico y barato se ha convertido en uno de los grandes problemas de contaminación de nuestro tiempo. En este artículo echamos un vistazo a su historia y algunos consejos para crear conciencia sobre uso y reciclado.

Desde su aparición en los años 60, la bolsa de plástico se ha convertido en un objeto de uso cotidiano. La primera patente corresponde al ingeniero Sten Gustaf Thulin que la solicitó en Estados Unidos. Su objetivo era crear un producto accesible y cuidar el medio ambiente, ya que las bolsas de papel que se usaban en ese momento demandaban una tala de árboles extensiva.

Sin embargo, el resultado fue el opuesto. En los últimos años, investigaciones científicas han demostrado que el uso irresponsable de las bolsas de plástico ha provocado una grave contaminación ambiental y los océanos han sido uno de los grandes perjudicados. Una bolsa tarda, como mínimo, unos 50 años en degradarse. En ese tiempo desprende miles de fragmentos de micro plásticos de los que luego se alimentan las distintas especies marinas.

Con el objetivo de reducir su uso y fomentar el consumo responsable, el 3 de julio se celebra el Día Internacional Libre de Bolsas de Plástico. Se trata de una fecha para concientizar, pero también para crear hábitos más saludables.

Muchos países han adoptado políticas de reducción o prohibición del uso. En Argentina, depende de cada jurisdicción y de cada entidad nacional específica. La Ciudad Autónoma de Buenos Aires prohíbe la entrega tanto de bolsas plásticas no biodegradables como de sorbetes plásticos (cañitas) de un solo uso. Esto se repite en diferentes municipios del país.

En cuanto a entidades nacionales, a modo de ejemplo, en 2020 la Administración de Parques Nacionales aprobó una reducción progresiva del uso de plásticos en general y la prohibición específica de aquellos de un solo uso en todas sus áreas de influencia.

Qué podemos hacer en casa

Para celebrar el Día Internacional Libre de Bolsas de Plástico con nuevos hábitos y mantener un compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente, BBVA comparte algunos consejos prácticos:

  • Eliminar el uso de bolsas de plástico y reemplazarlas por bolsas reutilizables, especialmente al realizar las compras. Es importante prestar atención a la hora de comprar la reutilizable, porque muchas veces se venden como tales pero en realidad no lo son. Para evitar el problema, es necesario revisar la etiqueta o consultar con el vendedor.
  • Reemplazar la vajilla de plástico con alternativas de vidrio, bambú, metal o cerámica. De esta forma, se estarán usando elementos que son biodegradables o bien que pueden ser reciclados. Esto aplica también para los festejos de cumpleaños, eventos que suelen estar desbordados de vasos y platos descartables.
  • Almacenar los alimentos en envases o recipientes de vidrio. Existe una amplia variedad de envases de vidrio con tapas sin BPA que son seguros para el horno. Se trata de un material más noble que el plástico, menos contaminante y, además, con un alto valor decorativo.
  • Regalar juguetes sustentables. Evitar las cajas llenas de juguetes plásticos, que tienen una corta vida útil y tardan décadas en degradarse. Entre otros, los materiales posibles son madera, tela y fieltro. Para cualquier niño, el elemento fundamental de todo juego es la imaginación.
  • Eliminar los sorbetes (cañitas) de un solo uso. En Argentina las personas están acostumbradas a tomar mate, con lo cual incorporar sorbetes de metal o bambú no debería traer mayores resistencias.

Otras historias interesantes