Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

El arte borra fronteras y derriba muros

En los últimos meses, Fomento Cultural de la Fundación BBVA Bancomer ha llevado a cabo actividades culturales en la frontera entre México y Estados Unidos, específicamente en la zona metropolitana de Matamoros-Brownsville. Del lado mexicano, en la ciudad situada en el estado de Tamaulipas, famosa en la cultura popular mexicana por Rigo Tovar y su canción ‘Mi Matamoros querido’, se inauguró la exposición ‘De la formación a lo público’a finales de junio de este año.

Ésta es la primera muestra de la Fundación Bancomer en el estado y es el resultado de la Cuarta Edición del Programa Bancomer-Museo de Arte Carrillo Gil, enfocado en la formación de artistas jóvenes residentes en el país. La sede de la muestra es el Museo de Arte Contemporáneo de Tamaulipas, espacio que está siendo reactivado y cuyo edificio forma parte del proyecto transfronterizo comisionado al arquitecto Mario Pani, durante el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz. Inició como un museo de artesanías y en los últimos años se habilitó como museo de arte contemporáneo.

La historia del espacio es realmente emocionante, su contexto urbano y geográfico son particulares también, y a pesar de estar en una zona que ha sufrido los estragos de la violencia, sus instalaciones y personal son del más alto nivel.

Como parte de las actividades que acompañan a la exposición, Cristóbal Gracia, uno de los 10 artistas becarios del Programa Bancomer-MACG dio una charla a jóvenes creadores locales sobre su experiencia y desarrollo como artista y gestor cultural. Colaboradores de Bancomer y estudiantes becarios de la fundación disfrutaron de visitas guiadas y conocieron el trabajo desarrollado por los artistas durante la beca formativa.

‘De la formación a lo Público’ estará expuesta hasta el 7 de octubre de 2017, concluyendo así la itinerancia que empezó en el Museo de Arte Carrillo Gil en la Ciudad de México, siguió en el Centro de las Artes del Parque Fundidora en Monterrey, Nuevo León, hasta llegar a este bloque de la frontera norte de México.

Del otro lado, donde el Río Bravo cambia de nombre a Río Grande, está Brownsville, localizado en el estado de Texas a escasos kilómetros de Matamoros y con una gran comunidad de mexicanos. En los meses de junio y julio se presentó la película ‘Los que se quedan‘ (2008), documental mexicano de Juan Carlos Rulfo y Carlos Hagerman que retrata la realidad de los migrantes y la de sus familias que se quedan en los lugares de origen.

Gracias a la colaboración con el Consulado de México en Brownsville, las proyecciones se llevaron a cabo en la Biblioteca Pública de Brownsville y en el Centro Cultural Carlotta K. Petrina. La película, apoyada por la Fundación BBVA Bancomer, tuvo gran impacto entre las personas que la presenciaron: a algunos les hizo recordar y revivir experiencias personales y al término de la presentación compartieron historias de cómo lograron cruzar la frontera en busca de mejores condiciones de vida, aún a costa de dejar a la familia.

Trailer del documental 'Los que se quedan'.

El tema de la migración no ha dejado de estar vigente y con los últimos acontecimientos mundiales, y en específico la relación entre Estados Unidos y México, ha permitido retomar esta cinta para generar nuevas reflexiones. Este mes de septiembre se presentará también en el Consulado de México y en la Universidad en Little Rock, Arkansas, en el marco de eventos académicos que tienen como objetivo abrir el diálogo sobre la migración internacional, así como concientizar localmente sobre la actualidad de los migrantes y sus experiencias.

La Fundación Bancomer busca estrechar lazos y fortalecer las redes culturales de México y llevar oportunidades a la comunidad artística que se encuentra en lugares donde hay pocos espacios dedicados a la creación y discusión.

Otras historias interesantes