Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Sostenibilidad y Banca Responsable

Sostenibilidad y Banca Responsable

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y BBVA Continental se han unido para formar una alianza institucional bajo el lema ‘Hazte Socio de Unicef’. “Esta es una alianza entre una institución líder del sistema financiero peruano y el líder en la defensa y promoción de los derechos de la niñez, que se orienta a contribuir a que cada niña y niño en el Perú tenga la oportunidad de hacer realidad su proyecto de vida”, señaló María Luisa Fornara, representante de Unicef en el Perú.

“Primero de todo, disculparme si le llega este e-mail y no es la persona encargada de ello. Pero es tal nuestra desesperación, que he decido escribir a quien sea. Somos una familia que vivimos en un bloque de pisos embargado hace tiempo. Dicho bloque está siendo ocupado por una mafia ya que tiene varios pisos vacíos en la misma finca. Los inquilinos que realmente pagan el alquiler, todo gente mayor, están asustados ya que dichos ocupas los amenazan, los insultan y les hacen la vida imposible. Yo no sé si usted tiene padres, pero los míos a sus 80 años están viviendo un infierno diariamente”.

BBVA sigue distinguiéndose cada día por su trabajo a favor del medio ambiente en todas las áreas de su negocio. El último reconocimiento que ha recibido en este campo ha llegado en forma de sello. Se trata de la certificación LEED Oro, uno de estándares de construcción sostenible más exigentes del mundo, que el U.S. Green Building Council (USGBC) ha concedido a la Ciudad BBVA.

Hace muchos años, en el Perú, los pequeños negocios que daban sus primeros pasos eran vistos por encima del hombro. Se creía que las grandes empresas eran las únicas que desempeñaban un papel significativo en la economía del país y que las otras iban a desaparecer con el paso del tiempo.

Hay un hombre en Colombia que ha recorrido en bicicleta no solo el país de cabo a rabo, sino que también ha llegado más allá de sus fronteras. Él desde muy niño estuvo involucrado en voluntariados y actividades de apoyo a las comunidades propias y ajenas. Un día decidió estudiar fotografía y se fue a Buenos Aires, a la academia Viola, pero su pasión por la bicicleta y por ayudar a los demás lo llevó a fundar Pedalazos que unen pueblos, una organización que, apoyada en su actividad ciclista, le permite recoger fondos y ayudas en especie con destino a los niños de Sabanalarga, Atlántico, un departamento del Caribe colombiano.