Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Asuntos sociales 22 nov 2016

Mi Primera Empresa, el programa de BBVA Francés que ayuda hoy a los líderes del mañana

BBVA Francés desarrolló este año el Programa Mi Primera Empresa con el objetivo de brindar a los jóvenes conocimientos sobre educación financiera y acompañarlos en el diseño de un emprendimiento propio.

Cada vez más crece entre la llamada generación millennials la demanda de empleos con una modalidad freelance, libre de horarios y puestos fijos en una oficina. El horizonte que construyen para sí estos jóvenes se complementa con el deseo de generar un proyecto laboral propio que sea fuente de experiencias y desafíos y que, a la vez, propicie flexibilidad, libertad y un mejor equilibrio entre el mundo del trabajo y la vida personal.

Esta nueva realidad que ya se vive en la Argentina y en el mundo, hace de las alianzas entre las instituciones educativas formales, las organizaciones del tercer sector y las compañías productivas y financieras, sean un agente clave para plantear respuestas estratégicas que acompañen la gestión del cambio en un mercado laboral dinámico y ávido de renovados talentos.

Acorde a estos desafíos, BBVA Francés desarrolló este año el Programa Mi Primera Empresa con el objetivo de brindar a los jóvenes del programa , que cursan los dos últimos años del colegio secundario, conocimientos sobre educación financiera y acompañarlos en el diseño de un emprendimiento propio.

Esta propuesta surge en el marco de la décima edición del Programa de Educación Financiera BBVA Francés, en colaboración con instituciones de nivel secundario que ya son parte de éste programa y con el apoyo de la Fundación Proydesa.

Mi Primera Empresa inicia con una capacitación en modalidad de taller online que tiene una duración de un mes en el que los alumnos aprenden herramientas estratégicas y operativas necesarias para armar un plan de negocios. Luego, se abre un concurso que busca incentivar la puesta en práctica de las herramientas adquiridas y que premia con un estímulo económico al mejor plan de negocios de cada institución.

El programa, además, promueve el desarrollo de aptitudes necesarias para concretar y liderar cada uno de los emprendimientos, tales como, autonomía, autogestión, iniciativa y pensamiento crítico.

De la primera edición participaron el Centro Educativo Padre José María Llorens, de Mendoza; el Colegio Mano Amiga, de la provincia de Buenos Aires; el Instituto Técnico La Piedad, de Bahía Blanca; y el Instituto Monseñor De Andrea, de Córdoba.

Queen S.A., a cargo de Dayanira Vera y Melina Montoya fue el proyecto ganador en Córdoba. Ellas se proponen llevar adelante un emprendimiento para diseñar y confeccionar vestidos a medida para fiestas de celebración de 15 años.

Premiación Mi primera empresa BBVA Francés Córdoba

Ganadoras del proyecto del emprendimiento en Córdoba.

En Mendoza se premió al equipo de jóvenes liderado por Julieta Alarcón, Agostina Lujan y Enzo Guzmán, quienes desarrollaron HaciendoECO, un proyecto centrado en fabricar bolsas hechas de tela para promover el consumo responsable y evitar la contaminación del medio ambiente.

Premiación Mi primera empresa BBVA Francés Mendoza

Jóvenes ganadores de la ciudad de Mendoza.

En el Colegio Mano Amiga, de la ciudad bonaerense de Pilar, el ganador fue GUAU-WASH, ideado por Camila Calvo, Malena Scifo y Camila Lijo. Su objetivo es brindar servicio de lavado y estética canina con una casa rodante.

Premiación Mi primera empresa BBVA Francés Buenos Aires

Ganadores del colegio Mano Amiga, de Buenos Aires.

Y finalmente, el proyecto ganador en el instituto técnico Obra La Piedad de Bahía Blanca fue Casa Autosustentables (E.G.A.S) de Gonzalo Mariani, Lucas Russo y Joaquín Rosendo. Una propuesta innovadora que plantea construir casas bio-sustentables mantenidas por energías renovables.

Premiación Mi primera empresa BBVA Francés Bahía Blanca

Ganadores del instituto técnico Obra La Piedad de Bahía Blanca.

Las temáticas seleccionadas son una gran indicador de cuáles son los temáticas que preocupan e interesan a quienes serán los empresarios del futuro: protección del medioambiente, sustentabilidad, cuidado de los animales, creatividad y diseño. Incentivar el espíritu emprendedor y dotar a los jóvenes de las herramientas necesarias para explotar su potencial, es una de las responsabilidades que deben afrontar hoy las sociedades y las empresas comprometidas con la construcción del futuro y el desarrollo de nuevos líderes.

Otras historias interesantes