Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 25 nov 2016

Los medios de pago que ayudan a controlar mejor las finanzas de tu empresa

Los avances tecnológicos han permitido a las empresas tener un manejo más efectivo de su tesorería y operaciones financieras. Los medios de pago actuales facilitan a la empresas contar con sistemas más sólidos y flexibles que les han hecho ganar en eficiencia, control y visibilidad.

Así, por ejemplo, la utilización de herramientas tecnológicas ha favorecido la seguridad de las operaciones realizadas y la transparencia diaria en sus transacciones bancarias.

En esencia, los medios de pago son un conjunto de herramientas que sirven para realizar el pago de operaciones económicas entre los diferentes intermediarios, evitando que se tenga que emplear dinero físico (monedas y billetes).

Para ello, los bancos han adaptado sus propias aplicaciones permitiendo a los usuarios centralizar los pagos con diferentes entidades.

Aunque el dinero en efectivo y las transferencias bancarias son los medios de pago más utilizados por los españoles, los nuevos medios de pago –tarjetas virtuales, aplicaciones móviles, pagos con móvil, TPV,- se están abriendo paso cómo medio utilizado por los usuarios y también como sistema de control de las finanzas de una empresa.

El aumento de los pagos a través de internet y, sobre todo, del teléfono móvil está cambiando muy rápidamente en el mundo empresarial agilizando trámites y operaciones y dotando a los usuarios de comodidad seguridad y garantía.

Lo más valorado por los usuarios es la seguridad y la confianza en el medio de pago. Ningún medio de pago nuevo prosperará si el usuario no está convencido de que su dinero no corre peligro.

Los medios de pago más utilizados

-Terminal de punto de venta (TPV). Es un dispositivo que ayuda en la tarea de gestión de un establecimiento comercial de venta al público.

Hay que puede contar con sistemas informáticos especializados mediante una interfaz accesible para los vendedores.

Los TPV permiten la creación e impresión del ‘ticket’ de venta mediante las referencias de productos, realizan diversas operaciones durante todo el proceso de venta, así como cambios en el inventario. También generan diversos reportes que ayudan en la gestión del negocio.

Los TPV se componen de una parte ‘hardware’ (dispositivos físicos) y otra ‘software’ (sistema operativo y programa de gestión).

-La tarjeta de crédito. Es un sistema de pago que aceptan la mayoría de los comercios electrónicos y muy seguro si se utiliza correctamente. No es necesario crear una cuenta.

Al tener que introducir constantemente los datos de la tarjeta en diferentes sitios, está más expuesta, sólo hay que prestar atención si en la barra de direcciones del navegador debe comenzar con “https”, esto significa que el pago dispone de un certificado de seguridad SSL.

Se puede utilizar la tarjeta de débito sólo para compras ‘online’, añadiendo fondos solo cuando sea necesario

Aparte de estos dos medios de pagos físicos, existen otras plataformas de pago ‘online’ que permiten llevar una mejor gestión de las finanzas.

-PayPal. Es una empresa estadounidense que pertenece al sector del comercio electrónico y permite pagar en sitios web, así como transferir dinero entre usuarios que tengan correo electrónico.

También procesa peticiones de pago en comercio electrónico y otros servicios web, por los que cobra un porcentaje al vendedor.

No cobra por realizar un pago a otra persona o empresa, ni cargar dinero en la cuenta de PayPal. El número de empresas que lo aceptan como medio de pago es muy elevado y se ofrece una gran seguridad en las operaciones. Los emails oficiales de Paypal siempre tienen como remitente una dirección de correo electrónico acabada en @paypal.com.

Los hipervínculos cuentan con el protocolo “https” que indica que una web es segura y siempre se dirige a sus clientes utilizando su nombre y apellido. La principal desventaja de este sistema de pago online es que Paypal siempre tiene la última palabra en caso de complicaciones en la compra online y que por normal general protege a los compradores frente a los vendedores.

Aunque recientemente hemos leído la noticia sobre un ataque masivo de ‘hackers’ a estas plataformas, son bastante seguras y eficaces y para evitar ser víctimas de una situación parecida, los expertos nos recomiendan obrar con sentido común y no exponer nuestros datos personales ni nuestras contraseñas ante una petición con sensación de falsa urgencia.

Otras historias interesantes