Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca Responsable

Banca Responsable

Uno de los puntos básicos dentro de las finanzas personales es tener controlados y aprovechados los ingresos mensuales. Por eso, un aspecto clave debe ser en qué cuenta y entidad financiera se tiene domiciliada la nómina o los ingresos regulares. Una de las opciones más interesantes que existen, tanto para las entidades como para los clientes, es la cuenta nómina en donde se exige domiciliar la nómina o pensión de sus titulares. A cambio, estas cuentas suelen ofrecer ventajas adicionales, como no tener comisiones, regalos, anticipos de nóminas, etc.

inversion_fondos_mutuos_recurso_bbva

Cuando pensamos en rentabilizar nuestro dinero, lo primero que se nos viene a la cabeza son las cuentas de ahorro que nos ofrecen los bancos. En este ámbito en el Perú hay muchas y variadas opciones, tanto en moneda local como extranjera, que otorgan rendimientos que cumplen básicamente con defender nuestros ahorros de los efectos inflacionarios. Es decir, el dinero conserva su valor, pero no gana muchos intereses. Eso sí, aquí no hay riesgos: el dinero que se deposita en la institución financiera se recupera íntegramente más el interés pactado. Parafraseando al poeta peruano César Vallejo, las ganancias 'son pocas pero son'.

En un periodo de tres años se han incorporado 12,7 millones de mexicanos al sistema financiero, por ello cada día es más relevante la seguridad en el uso de los instrumentos bancarios y específicamente en los productos de la banca digital.

Las plataformas de economía colaborativa son cada vez más utilizadas entre los usuarios. Una de las más populares, ya que ofrece la posibilidad de obtener una rentabilidad extra a una habitación sin usar o a una segunda vivienda que se queda vacía varios meses al año, es Airbnb. Sin embargo, hay que tener en cuenta varios requisitos para que el alquiler se realice de una forma transparente y legal.

Los seguros protegen frente a un riesgo, como accidentes o daños, tanto a las personas como a los bienes. La mayoría de las personas sólo se acuerda de contratar un seguro de vida cuando sus circunstancias le obligan, por ejemplo, cuando van a emprender un viaje a un país con inseguridad o cuando se contrata una hipoteca.