Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera Act. 16 dic 2016

Cómo disfrutar de un viaje navideño sin preocupaciones financieras

Disfrutar de la belleza de los mercadillos navideños europeos, pasear por una playa paradisíaca en pleno invierno, reunirse con la familia… Son muchos los motivos por los que hacer un viaje en Navidad es un sueño hecho realidad, pero es importante planificarlo con antelación para que no se convierta en una pesadilla.

Según una encuesta de TripAdvisor, el 48% de los españoles planea viajar estas Navidades, frente al 39% que lo hizo en 2015. Los motivos son variados; el 40% lo hace para celebrar las fiestas en familia, el 38% para disfrutar de unas vacaciones y el 33% para conocer lugares nuevos. En cuanto al presupuesto, el 50% mantendrá el mismo que el año anterior frente al 22% que tiene previsto gastar más. En total, la media de dinero gastado en estos viajes oscilará entre los 500 y los 999 euros, aunque hay un 18% de encuestados que gastará más de 1.000 euros en estas fiestas.

Sea cual sea el motivo del viaje o el presupuesto que se piense gastar en estas vacaciones, hay que tener en cuenta algunas recomendaciones antes de salir.

Reserva con antelación

Es cierto que, a veces, hay ofertas de última hora que pueden aprovecharse, pero lo mejor es no confiar en la suerte y hacer las reservas y compras de billetes con toda la antelación que sea posible. Los expertos hablan de entre seis y siete meses de antelación para conseguir el mejor precio. Si se trata de un viaje caro, por tratarse de un destino lejano o con un mayor nivel de vida, lo mejor es reservar cada mes una cantidad de dinero para afrontar el desembolso.

Es importante ser flexibles a la hora de combinar vuelos y alojamientos. Si vemos que los gastos se disparan, quizá sea preferible escoger un hotel más barato, aunque no sea tan céntrico o comprar un billete de avión con horarios menos cómodos o con escalas en vez de un vuelo directo. Si sabemos jugar con estos factores, podremos mantenernos dentro de nuestro presupuesto.

Contrata un seguro de viaje

Se trata de un gasto extra, pero muy necesario ya que nos protege y compensa económicamente ante posibles contratiempos; desde que la compañía aérea extravíe el equipaje hasta sufrir un percance de salud en el lugar de destino o la cancelación del viaje.

Controla tu dinero

Comidas en restaurantes, traslados en taxi, entradas para ver espectáculos… Muchas veces, al estar de vacaciones, nos relajamos y acabamos gastando mucho más de lo que teníamos previsto. Queremos disfrutar del viaje, pero eso no está reñido con estar un poco pendiente de cuánto dinero nos queda y de si vale la pena o no darse el capricho que teníamos pensado.

Ojo con las vacaciones financiadas

Hay personas que, ante la avalancha de gastos, deciden financiar sus vacaciones. En este caso, es fácil caer en la trampa del dinero rápido y endeudarse. Por lo tanto, hay que fijarse muy bien en los tipos de interés. En este tipo de préstamos personales, suele estar entre el 7 y el 10%, según la cantidad solicitada y el plazo de devolución.

Mucho cuidado con las entidades que ofrecen pequeñas cantidades de dinero, de forma inmediata y sin pedir casi ningún requisito. Estas empresas no suelen estar supervisadas por el Banco de España y aplican unos intereses muy superiores a la media. Antes de recurrir a alguna de ellas, quizá sería mejor dejar el viaje para otra ocasión y evitar caer en una espiral de deudas de la que podemos salir malparados.

Una vez que se ha planificado bien el viaje en el aspecto financiero, ya solo queda coger la maleta y disfrutar de estas fiestas fuera de casa. Seguro que será una experiencia inolvidable.

Otras historias interesantes