Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tarjetas 20 dic 2017

Banda magnética, chip, 'contactless'... ¿cómo ha evolucionado la seguridad de las tarjetas?

En estas épocas del año, cuando el consumo y el uso de las tarjetas aumenta debido a las compras navideñas, vale la pena preguntarse si las características de las tarjetas que se están utilizando dan la garantía de realizar todas las transacciones con la máxima seguridad posible.

Banda magnética

Hace unas décadas, las tarjetas de banda magnética eran las únicas que se podían encontrar en el sistema financiero peruano. Utilizan una tecnología adoptada en la década de los sesenta que permite que la banda magnética almacene los datos del propietario de la tarjeta (número, fecha de caducidad y entidad emisora). Estos datos se transfieren a dispositivos específicos como lectores de banda magnética o puntos de pago POS, además de pedir un PIN para terminar de corroborar la identidad. La banda magnética responde al estándar de seguridad ISO/IEC 7813.

Sin embargo, no son del todo seguras. Por ejemplo, existen los ‘skimmers’, que son dispositivos que los delincuentes utilizan para sorprender a algunas personas pasando sus tarjetas por estos aparatos que copian los datos de la banda magnética, permitiendo clonar las tarjetas y utilizarlas luego con los datos del usuario que capturaron. Algunas veces pueden conseguir el PIN o contraseña a través de observación o con cámaras ocultas.

La llegada del chip

Ante la debilidad de la banda magnética, de Europa llegaron las tarjetas con chip. Las tarjetas de este tipo poseen una encriptación sofisticada directamente en el microchip. Este tipo de tarjeta no se desliza, sino que se inserta en una ranura especial que tiene una comunicación bidireccional con la terminal de pago en un lenguaje secreto para asegurar la identidad del cliente. Desde el 2015 el sistema financiero peruano empezó a repartir las tarjetas con chip y desde el 1 de enero de 2016, su entrega es obligatoria.

“A diferencia de la tarjeta con banda magnética, las tarjetas con chip son más seguras porque son imposibles de clonar, ya que en cada transacción crea un número diferente para comunicarse con la terminal de pago y no se repite en futuras compras, por lo que nadie podrá utilizar la información para transacciones fraudulentas”, explica Luis Budge, gerente de Seguridad y Prevención del Fraude de BBVA Continental.

Tecnología ‘contactless’

Cuando parecía que después del chip no habría más innovaciones en el mundo de las tarjetas, en noviembre de 2016 BBVA Continental lanzó en Perú la tecnología ‘contactless’ o pago sin contacto para dos de sus tarjetas de crédito.

Con este método, ya no es necesario deslizar ni introducir las tarjetas en un lector POS en los comercios. Al no entregar la tarjeta a otra persona, hace que la dinámica sea la más segura contra clonaciones, ya que la tarjeta nunca deja la mano del cliente que solo tiene que acercarla al lector.

“​Las tarjetas ‘contacless’ almacenan la información de forma segura al igual que el chip. Este tipo de tarjetas dan la posibilidad de comunicarse con el terminal de venta sin contacto. Además, la implementación realizada por el BBVA Continental no permite que la información sea interceptada con mecanimos de copiado contacless​”, comenta Budge.

Otras cualidades que tiene esta tecnología es que el nombre del usuario se graba en láser y no en alto relieve, lo que permite identificar mejor al usuario y garantizar su seguridad. Asimismo, autorizar la transacción requiere de una firma digital o PIN personal de cuatro dígitos.

Actualmente, BBVA Continental dispone de una variada oferta para tarjetas ‘contactless’ como es el caso de la tarjeta Bfree en Visa y recientemente en Mastercard, así como sus tarjetas para la gama más alta de clientes. También cuenta, por supuesto, con BBVA Wallet, la primera billetera electrónica del Perú, que permite pagar utilizando el celular con la tecnología ¡contactless’.

Otras historias interesantes