Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Renta fija 27 feb 2018

BBVA coloca la emisión SNP más barata de un emisor español

Este martes, BBVA ha salido a los mercados con una emisión de deuda senior no preferente (SNP) por importe de 1.500 millones de euros, a un plazo de 5 años, en formato flotante. La emisión se cerró a un cupón de euríbor a 3 meses más 52 puntos básicos, gracias a la elevada demanda de los inversores. Esta operación se convierte en la emisión de deuda senior no preferente más barata de un emisor español.

La emisión se anunció con un precio inicial de euríbor a 3 meses más un ‘spread’ de 60 puntos básicos altos (‘high 60s’, en inglés). En tan solo una hora, las órdenes recibidas superaban los 1.000 millones de euros, una demanda que llegó a alcanzar los 3.400 millones de euros en el transcurso de la operación. La buena acogida de los inversores permitió bajar el precio hasta euríbor a 3 meses más 52 puntos básicos y situar el importe en 1.500 millones de euros.

La mayor parte de las órdenes de inversores procedieron de Alemania y Austria (un 35%), España (un 24%), Francia (un 14%), Italia (un 8%), Reino Unido e Irlanda (un 6%), Portugal (un 4%) y otros países (un 5%). Por tipo de inversor, han participado gestoras de fondos de inversión (un 77%), bancos (un 13%), y aseguradoras y fondos de pensiones (un 9%), entre otros.

Esta es la segunda emisión en formato público de deuda senior no preferente que realiza BBVA. La primera se lanzó en agosto de 2017, cuando colocó otros 1.500 millones de euros al mejor precio alcanzado en Europa hasta la fecha (‘midswap’ más 70 puntos básicos, con un cupón del 0,75% para un plazo de 5 años).

Este tipo de instrumento es elegible para el nuevo requerimiento de pasivos que pueden absorber pérdidas, computable para normativas como el MREL o el TLAC. BBVA es uno de los pocos bancos europeos que ha dotado en su totalidad los requerimientos de capital híbrido (tanto AT1 como Tier 2), por lo que ahora se ha centrado en reforzar el colchón de pasivos que potencialmente absorben pérdidas, como la deuda senior no preferente.

En 2018, BBVA espera emitir entre 2.500 y 3.500 millones de euros de este instrumento, una cifra variable en función de las condiciones del mercado. Además, pretende seguir siendo lo más estratégico posible en relación al formato, la selección del momento temporal en que sale al mercado y el plazo.

Otras historias interesantes